27 Ene 2021

Un muerto y embarazadas baleadas en intento de robo a blindado frente a un banco

El hecho ocurrió poco después de las 8.30 en la puerta de la sucursal del banco Supervielle del partido bonaerense de Moreno. Un hombre de 75 años que recibió un disparo murió en el hospital

PolicialesUn hombre murió y otras seis personas -entre ellas tres embarazadas- resultaron heridas durante un tiroteo que se produjo en la puerta de un banco del partido de Moreno, donde una banda armada intentó robar un camión blindado.

El superintendente de la Zona Oeste de la Policía Bonaerense, Carlos Bianchi, confirmó a la prensa que dos de los heridos son vigiladores de la empresa de transporte de caudales Prosegur, y el resto eran clientes que aguardaban ingresar al banco.

Un vocero judicial detalló a Télam que uno de los custodios sufrió un roce de bala en el rostro, mientras que el otro resultó herido al ser embestido por uno de los dos autos en los que se movilizaba la banda.

En tanto, cinco clientes del banco también resultaron baleados, entre ellos tres mujeres embarazadas, que sufrieron lesiones menores, y un jubilado de 75 años, que falleció en el hospital de Moreno horas después.

Sobre los delincuentes, Bianchi dijo que eran entre cinco y siete y que uno de ellos también habría resultado herido, ya que se halló sangre en el interior de una camioneta Peugeot Partner en la que fugó la banda, que fue abandonada a unas cinco cuadras del banco.

El hecho ocurrió antes de las 9 en la puerta de la sucursal del banco Supervielle ubicada la calle Nemesio Alvarez al 248, en pleno centro del mencionado distrito del oeste del conurbano.

Voceros policiales detallaron a Télam que todo comenzó cuando el camión de caudales estacionó en la puerta de la entidad, uno de los custodios bajó con una saca y allí varios delincuentes armados aparecieron con fines de robo a bordo de dos rodados.

Bianchi aseguró que el personal de Prosegur frustró el robo, ya que los delincuentes escaparon sin llevarse el dinero.

Además, el jefe policial dijo que a quinientos metros del banco la policía encontró una camioneta Partner utilizada en el hecho.

Voceros policiales dijeron que dentro de ese vehículo se hallaron manchas de sangre, lo que hace suponer que al menos uno de los asaltantes habría huido herido.

Una mujer que estaba en la fila del banco, que se identificó como María Ester, dijo a la prensa que un hombre se hizo pasar por un cliente hasta que en un momento gritó «todos al piso».

«Un custodio estaba muy malherido y una señora gritaba que a su hija le dieron un tiro», afirmó.