3 Jul 2020

Trenque Lauquen comenzó a transitar la «nueva normalidad» al haberse permitido las reuniones familiares

Trenque Lauquen volvió a mostrar cierta imagen de «nueva normalidad» este fin de semana. Al haber quedado habilitadas las reuniones familiares, se observó que muchos hogares registraban un movimiento que durante más de dos meses era imposible verificar. La comunidad respondió eficazmente a los lineamientos que fueron determinados por las autoridades nacionales, y a las que se sumaron provincias y municipios. Esto permitió que se llegara al nivel de flexibilización que fue anunciado por el intendente municipal, doctor Miguel Fernández, en la conferencia de prensa del viernes anterior y que ratificó en diálogo con nuestros medios, el sábado en horas de la mañana. El horario habilitado, para ambos días, es hasta las 18 horas, permitiéndose la asistencia de un máximo de 10 personas.

Trenque Lauquen – Arco de acceso

Si bien los encuentros que eran reclamados con una especie de «silencio a gritos», no se vieron reflejados en las redes sociales con múltiples fotografías o comentarios. Fue posible comprobarlo con recorridas que realizamos por distintos lugares de la planta urbana, como así también en conversaciones mantenidas desde la redacción.

El mandatario comunal cuando conversó con AM 1280 y FM 88.5 señaló que esta semana se habrá de avanzar, de acuerdo a las respuestas que se obtengan de las autoridades provinciales, a la apertura de confiterías y restaurantes. «Ya tenemos hecho los protocolos. 50 por ciento de ocupación, distancia 2 metros, sin servilletas, con manteles de papel. Mantener el barbijo colocado, la higiene en los baños y personal. Habrá una enorme carga de responsabilidad para el dueño del establecimiento. Turnos telefónicos, para tener trazabilidad de los asistentes. Esto último para tener claro quienes concurren, ante la posibilidad que se produzca un brote», señaló.

Con relación a sus manifestaciones sobre que podría haber casos de coronavirus en Trenque Lauquen, Miguel Fernández expresó que «ojalá me equivoque. La probabilidad que no tengamos ningún caso, no existe por ahora. Sin vacuna, es muy difícil contener la situación». Se refirió, con respecto a este último tema, que se ha avanzado en una vacuna, pero que todavía hay que esperar se aplique y se comprueben resultados.

Volvió a pedir que la sociedad tenga paciencia con los controles que se realizan en los accesos a la ciudad. «Si los hacemos un colador, ahí si que vamos a tener problemas», apuntó, a la par de brindar los consejos que ya son conocidos como resultado de las intensas tareas de divulgación que se han ejecutado hasta el momento. Repitió que «quienes hagan trampas, irán a cuarentena. Los que viajen a Buenos Aires y no lo comuniquen a su regreso, seguro serán reconocidos y actuaremos en consecuencia».