24 Sep 2021

Tragedia en Villa Gesell: murieron jovenes de Henderson y 9 de Julio

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, confirmó el número de víctimas fatales e informó que el fenómeno registrado en el balneario Afrika, de la calle 123 y avenida Costanera aproximadamente a las 17, causó heridas a 22 personas. Hasta el cierre de esta edición habían sido identificadas dos de las tres víctimas fatales, Uno de ellos Gabriel «Gabito» Edgardo Rodriguez de 21, de la localidad de Henderson. Rafael Viñuela, amigo de Gabito, contó que se habían «refugiado dentro de una carpa para guarecernos de la tormenta cuando sentimos una explosión y luego vi a mi amigo tirado». El joven de 9 de Julio que estudiaba en Junín, Nicolás Ellena de 19 años

Gesell rayoTres jóvenes de 17, 19 y 21 años murieron y 22 personas resultaron heridas, entre ellas seis niños, como consecuencia de la caída de un rayo en el balneario Afrika de la localidad balnearia de Villa gesell, informaron fuentes oficiales.

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, confirmó el número de víctimas fatales e informó que el fenómeno registrado en el balneario Afrika, de la calle 123 y avenida Costanera aproximadamente a las 17, causó heridas a 22 personas.

«Hay 16 adultos y 6 niños», dijo Collia, quien precisó que entre los adultos «hay 2 mujeres jóvenes internadas en terapia intensiva, una de las cuales, de 24 años, se encuentra grave e inestable».

Unas de las víctimas fatales fue Agustín Irustía, de 17 años, y oriundo de la provincia de San Luis. El adolecente estaba jugando a la pelota en la playa cuando ocurrió el fenómeno, que causó heridas a su madre, el hermano y una amiga, informó el diario La República de San Luis y confirmaron decenas de amigos en la red social Twitter, donde expresaron sus condolencias.

Las personas heridas fueron derivadas al hospital municipal Arturo Illia de Villa Gesell, y atendidas por personal médico de ese centro de salud y la Dirección Provincial de Emergencias del ministerio de Salud.

El gobernador Daniel Scioli viajó hasta el lugar para supervisar el operativo de asistencia, desde donde calificó lo sucedido como «una desgracia que sorprendió a las familias, por lo que movilizamos a todos nuestros equipos para esta emergencia».

«Puse a disposición del hospital a todo nuestro equipo de emergencia para complementar la tarea titánica que está llevando adelante el director médico (Pablo Lucero) para atender a los heridos más graves», aseguró Scioli.

El gobernador informó que «vamos a articular los mayores esfuerzos para esta circunstancia y luego haremos una evaluación mucho más profunda respecto de las características del accidente».

Hasta el cierre de esta edición habían sido identificadas dos de las tres víctimas fatales de entre 17 y 21 años. Uno de ellos Gabriel «Gabito» Edgardo Rodriguez de 21, de la localidad bonaerense de Henderson.

Rafael Viñuela, amigo de Gabito, contó que se habían «refugiado dentro de una carpa para guarecernos de la tormenta cuando sentimos una explosión y luego vi a mi amigo tirado».

«Eramos cinco amigos que venimos de Henderson, en la provincia de Buenos Aires, para veranear acá en Gesell cuando nos metimos adentro de una carpa para refugiarnos de la tormenta y escuchamos una explosión muy fuerte. Luego vimos a mi amigo Gabriel tirado a un costado», dijo el joven a Télam.

Luego explicó: «No tenía idea de lo que pasaba, Gabriel estaba desmayado y con el brazo quemado, salí corriendo a buscar un médico y cuando llegaron nos dijeron que había muerto en el acto».

Viñuela contó que luego fueron todos al hospital para hacerse ver por las magulladuras que también tenían en su cuerpo, producto del fuerte impacto que provocó el fenómeno, que cayó cerca del sector de carpas.

«Estamos consternados por lo que pasó. Es una fatalidad», dijo el intendente de Henderson, Enrique Tkacik, quien dijo que su comunidad «es una gran familia y están conmocionados» por la tragedia.

Sobre las 23 horas se supo que el otro joven fallecido era de 9 de Julio y estudiaba en Junín, Nicolás Ellena de 19 años.

La nómina de heridos, que llegan a un total de 22 compuesta por 16 adultos y seis niños, es la siguiente.

Los más graves son Priscila Ochoa, de 16 años, quien está en terapia intensiva y Laura Blanco, de 40, también ingresada a terapia intensiva pero en recuperación.

También están heridos Victoria Prestera, 19 años; Daniel Arrúa, de 34, Hernán Vila de 34, Germán Salvucci de 19, Mariano Barcia de 16, Carlos Prestera de 51, Magdalena Giudice de 14, Mariana García de 37, Walter Muñoz de 19, Raúl Fernández de 31, Alicia Prussi de 54.

Además, distintas lesiones sufrieron Federico Blanco de 15 años, Franco Arrúa de 13, Lucia Vila de 9, Guillermo Vila de 7, Santiago Irustia de 9, Josefina León de 7, Salma Ochoa de 11, Fabián Ochoa de 43 y Fabio Irustia de 45.

El intendente Jorge Rodríguez Erneta calificó al hecho «como una catástrofe» y precisó que hubo una gran tormenta antes de la caída del rayo, ocurrida muy cerca del sector de carpas.

Osvaldo García, dueño del balneario Afrika, un tradicional parador de la ciudad, contó que vio «una bola de fuego y se escuchó un ruido tremendo».

«Vi a los carperos volar tres o cuatro metros por el impacto, que provocó el fallecimiento de un hombre que murió calcinado en un cuatriciclo y de otro que estaba jugaba al fútbol», relató sobre el momento de la caída del rayo, ocurrida a las 17.

La caída del rayo fue producto de una «repentina tormenta aislada con un gran movimiento ascendente de aire y agua y gran actividad eléctrica, explicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).