Todavía no está la plata para encarar las obras hidraúlicas en la zona del Río Quinto

Desde la dirección provincial de Obra Hidráulica, dependiente del Ministerio de Infraestructura que conduce Edgardo Cenzón, enviaron a mediados de agosto una nota formal a la Secretaría de Obras Públicas de la Nación

 

Río Quinto - Camino del Meridiano V
Río Quinto – Camino del Meridiano V

María Eugenia Vidal, gobernadora bonaerense, avanzó en el reclamo al Gobierno nacional para obtener el financiamiento de las obras hidráulicas que requiere la zona del Río Quinto, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, por un monto estimado en unos 900 millones de pesos, señala en un artículo publicado esta semana el diario Democracia de Junín.

Desde la dirección provincial de Obra Hidráulica, dependiente del Ministerio de Infraestructura que conduce Edgardo Cenzón, enviaron a mediados de agosto una nota formal a la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, que contiene un listado de todas las obras necesarias para proteger a toda la zona de las inundaciones.

Es que el titular de esa área del gobierno de Mauricio Macri, Daniel Chain, había expresado tiempo atrás a la gobernadora, María Eugenia Vidal, su intención de respaldar financieramente la concreción de la demanda de las obras históricas que mitiguen los desbordes del río, que ya son históricos a la altura de Rivadavia y General Villegas, en el límite con La Pampa, y que terminan impactando en el todo el noroeste bonaerense.

La misiva señala el “acuerdo alcanzado” con la Gobernadora y en un anexo detalla el listado de las obras que deben realizarse, entre las que figuran los avances de cada uno de los seis proyectos principales, ninguno iniciado hasta el momento. Allí se menciona la canalización desde Camino El Meridiano hasta Laguna Cuero de Zorro, la reparación de terraplenes del canal Jauretche, el fortalecimiento del casco urbano de Pehuajó, trabajos para mejorar la regulación en el canal La Fuente y la readecuación de varios puentes y alcantarillas, entre otras.

Estas obras integran el listado de las obras hídricas que el gobierno de Vidal considera “esenciales” para la Provincia y que formaron parte central de las promesas de campaña y primeros anuncios de la Gobernadora, quien anteriormente ya precisó que requerirá, en total, una inversión de 15 mil millones de pesos para trabajos a realizarse en cuatro años.

Los desbordes del Río Quinto afectan a varios distritos bonaerenses de esa zona, principalmente a General Villegas, Rivadavia, Trenque Lauquen, Pehuajó, Carlos Casares, Saladillo, Nueve de Julio, Bolívar, Lincoln, Leandro N, Alem, Carlos Tejedor, Bragado y General Viamonte, entre otros.

Pero los daños que provoca el agua no comienzan ni terminan allí, sino que se extienden además a parte de la vecina provincia de La Pampa, que recibe el agua proveniente de los ríos de Córdoba y Santa Fe, por lo que en marzo pasado se creó un comité de seguimiento de la cuenca integrado por las provincias involucradas y el Gobierno nacional.

Es que la desesperación frente al último desborde llevó al enfrentamiento de vecinos de poblados aledaños, que hasta rompieron la Ruta Nacional 188 para acelerar el drenaje del agua.

El intendente de Rivadavia, Javier Reynoso, había recordado que el reclamo histórico por obras de los distritos de la zona tiene más de 30 años. “Los vecinos saben que la culpa no es del nuevo gobierno, pero también están cansados de que ocurra siempre lo mismo y el clima social en esta zona se carga de tensión cuando el río sube”, había dicho el jefe comunal.

En este marco es que ahora la Provincia reclama al Gobierno nacional la concreción del financiamiento para ese proyecto, que la propia administración de Vidal busca ejecutar.