31 Oct 2020

Sin anuncios rimbombantes el presidente Macri abrió el 137° período ordinario de sesiones del Congreso Nacional

El presidente Mauricio Macri dijo este viernes que «estamos haciendo crujir estructuras viejas y oxidadas», al inaugurar el 137° período de sesiones ordinarias del Congreso. 

El presidente Macri en la apertura del 137 período ordinario de sesiones

El mandatario indicó que «lamentablemente los chicos son los más golpeados por la pobreza» y anunció que decidieron «aumentar en un 46 % la Asignación Universal por Hijo».

«Lo que estamos logrando los argentinos es enorme. Estamos haciendo crujir estructuras viejas y oxidadas, estructuras muy arraigadas que seguían beneficiando a los de siempre», sostuvo el mandatario en un discurso que duró una hora y terminó al grito de «¡Vamos Argentina!.

Macri reconoció que «cambiar significa atravesar dificultades» y destacó algunos logros de su gestión: «Obras que empiezan y terminan, que valen lo que cuesta; conectividad donde antes no llegaba internet; debates que muestran que los argentinos maduramos».

El presidente aseguró que «ahora hay un Estado más sano que lucha contra los comportamientos mafiosos».

«El DNU de Extinción de Dominio es un reflejo de la postura clara que los argentinos tomamos: queremos recuperar los bienes de las mafias, el narcotráfico y la corrupción», señaló.

Y le apuntó a la oposición: «los gritos e insultos no hablan de mí, hablan de ustedes. Yo estoy acá por el voto de la gente».

Otros conceptos del discurso presidencial:

 «La primera vez que hablé como presidente en este Congreso en diciembre de 2015 dije que a la Argentina la íbamos a sacar adelante entre todos. Esa fue la decisión más valiente que tomamos juntos: nos propusimos cambiar nuestro país en serio».

   «No hablo sólo de la herencia recibida. Hablo de algo más profundo: de la imposibilidad que tuvimos los argentinos durante décadas de hacernos cargo de nosotros mismos».

   «El año pasado nos puso a prueba en muchos sentidos. Cuando estábamos empezando a crecer y ver resultados concretos, asomando la cabeza, cambiaron las condiciones y surgieron nuevos desafíos que tuvimos que enfrentar. Todavía estábamos frágiles».

   «Hoy podemos decir que la Argentina está mejor parada que en 2015. Mejor no significa que ya estamos donde queremos estar, sino que hemos salido del pantano en el que estábamos».

   «Si la Justicia pide que se rindan cuentas tienen que rendir cuentas todos: políticos, empresarios, sindicalistas, los mismos jueces, la familia del presidente e inclusive el presidente».

   «Hay un gobierno que promueve la pluralidad de voces, que no usa los medios públicos para imponer un mensaje único».