25 Oct 2020

«Si nos pidieron quince días, hay déficit de gestión», dijo Silvia Almazán

La secretaria de Educación y Cultura de Suteba, Silvia Almazán, habló con Las Radios de Trenque Lauquen, AM 1280 y FM 88.5

Imágen extraída de la página de Suteba «Es muy grave la situación de la provincia de Buenos Aires. Nosotros tuvimos un segundo semestre en el cuál el sistema educativo estuvo prácticamente paralizado. No hubo pagos al servicio alimentario y de transporte, la suspensión de las obras de infraestructura provincial. No se han realizado las obras de mantenimiento, las refacciones y las construcciones de aulas para inicial y secundaria están pendientes. Agregado a ello que a miles de docentes no le pagaron sus salarios, la primera vez que sucedió. Es más todavía hay docentes que no han percibido sus salarios, cuando trabajaron durante todo el año 2012», señaló Silvia Almazán, secretaria de cultura de Suteba en diálogo que mantuvo este lunes con Las Radios de Trenque Lauquen, AM 1280 y FM 88.5, en torno al conflicto que ha impedido el inicio de las clases en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

La dirigente puntualizó además que «a estas variables que dan una muestra de la situación educativa en la provincia se agregó que en el marco de las paritarias teníamos expectativas en la discusión del salario. Hasta la fecha no hay ninguna propuesta concreta del gobierno de Buenos Aires».

Almazán dijo que «en nosotros está la voluntad de negociar, pero la responsabilidad está en las autoridades. El habernos pedido quince días para planificar el año, nos alertó aún más. Si recién en marzo se hace la planificación habla de déficit en la gestión. El gobierno de la provincia no puede decir esto cuando se están por iniciar las clases, teniendo conocimiento como cerró el segundo semestre del año anterior. Nos parece una irresponsabilidad».

La secretaria de Educación y Cultura de Suteba, entró de lleno en la cuestión político-económica de la provincia, al señalar que «nosotros el año pasado hemos planteado que era necesario avanzar en una reforma tributaria. Hay sectores productivos que en Buenos Aires tuvieron altas tasas de ganancias en esta década y están exentos de gravámenes. Nos parece que es una cuestión que se debería haber explorado hace algún tiempo el gobierno y ver como se iba a ir resolviendo cuales son los recursos que la provincia necesita para garantizar las políticas públicas».

Interrogada sobre si a esta altura de los acontecimientos se ha constituído en una lucha política, Almazán dijo que «nosotros decimos que la educación pública no puede quedar preso de esta situación. Por un lado, el gobierno de la provincia tiene la obligación de plantear con anticipación lo que planifica. No vemos que estos lineamientos se estén planteando. La mayor responsabilidad está sobre el gobierno de Buenos Aires. Si sincera las cuentas y blanquea la situación, todo el pueblo de la provincia puede ponerse a pensar de que manera se puede contar con una asistencia financiera del gobierno nacional».