25 Oct 2020

“Se ha perdido la visión del estado sobre la infraestructura básica», dijo la Senadora Baro

Se refirió a la aprobación por parte de la legislatura bonaerense al endeudamiento solicitado por el gobierno provincial para la realización de obras hídricas

barosenadorafotonuevaLa senadora Malena Baro de la 4ta sección electoral, ahora del Frente Renovador Peronista, se refirió a la aprobación por parte de la legislatura bonaerense al endeudamiento solicitado por el gobierno provincial para la realización de obras hídricas que prevengan desastres naturales, como el ocurrido durante el último 2 de abril en La Plata y Gran La Plata, y en ese sentido afirmó que “oponernos y no dar vía libre a un endeudamiento para tal fin sería irresponsable”, aunque advirtió que espera que “a diferencia de todos los endeudamientos aprobados no corra la misma suerte que los anteriores, que en su mayoría están pendientes de una autorización de nación, cuya firma se acerca o distancia según marque el termómetro político de la coyuntura, sin importar los fines para los cuáles fueron solicitados”.

“Está claro que lo sucedido a raíz del temporal es muy difícil de prevenir dada la envergadura del mismo, pero, de los fundamentos del propio proyecto, de informes previos realizados por especialistas, se desprende que sí pudieron haberse ejecutado obras que al menos hubieran atenuado las terribles consecuencias”, señaló la legisladora juninense.

Asimismo consideró que “el endeudamiento que tratamos nos hace reflexionar invariablemente sobre cuestiones de fondo que no solo tienen como responsables al ejecutivo municipal y provincial, sino también a la política nacional en materia de inversiones, o mejor dicho, respecto de la falta de estas”. Y agregó: “cuando un gobierno pierde la visión del porvenir y por lo tanto no presta atención a la infraestructura básica del país, comprendiendo aquí a las provincias y sus municipios, compromete su futuro”.

Finalmente Baro señaló que “lamentablemente se han perdido muchos años, muchos gobiernos, equivocando el rumbo en materia de infraestructura. Pero no solo se trato de equivocar el rumbo sino también de prioridades equivocadas en el área, muchas veces salpicadas por los sobrecostos propios del capitalismo de “amigos”, que significan achicar los fondos que se dedican a las obras prioritarias”.