27 Sep 2021

Sarquís firmó convenio con AAPRESID para capacitación de productores bonaerenses

El ministro de Agroindustria y la titular de la asociación, Beatriz Giraudo, coincidieron en la necesidad de promover las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) para reducir los riesgos físicos, químicos y biológicos en la producción, cosecha y acondicionamiento en la cadena, garantizando que los alimentos frescos sean producidos y comercializados en condiciones de inocuidad

Sarquís,  Leonardo y Pilu Giraudo
Sarquís, Leonardo y Pilu Giraudo
El Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, Ing. Leonardo Sarquís, y la presidenta de la Asociación de Productores en Siembra Directa (AAPRESID), Beatriz “Pilu” Giraudo, firmaron un convenio de colaboración mutua para trabajar juntos en la capacitación de productores bonaerenses.

Este acuerdo forma parte del diálogo emprendido por el Ministro Sarquís con los actores de la cadena agroindustrial, a partir de la consigna propuesta de trabajar en equipo para alcanzar objetivos que mejoren la vida de los bonaerenses.

Sarquís recordó que «el eje central de la gestión es posicionar en 4 años a la Provincia como la más importante en materia productiva y de calidad agroalimentaria, además de brindar oportunidades de agronegocios, cuidando los recursos y haciendo hincapié en la sustentabilidad, sostenibilidad, medio ambiente y cambio climático. Basados en estos puntos, firmamos este importante acuerdo con AAPRESID».

Por su parte, Giraudo destacó «la convicción que tenemos como productores desde AAPRESID de incrementar la producción en cantidad y cantidad de alimentos, fibras y energías, al mismo tiempo que cuidamos el medio ambiente y la salud humana. En este momento, se empieza a cumplir el sueño de la verdadera articulación público privada, que es la garantía de adopción masiva en el país para contribuir con el desarrollo de Argentina y posicionarnos frente al mundo».

Ambos coincidieron, además, en la necesidad de promover las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) para reducir los riesgos físicos, químicos y biológicos en la producción, cosecha y acondicionamiento en la cadena, garantizando que los alimentos frescos sean producidos y comercializados en condiciones de inocuidad.