26 Nov 2020

Sarampión: recomendaciones desde el área de vacunación del Hospital de Trenque Lauquen

Del 1º de octubre al 30 de noviembre se llevará a cabo la Campaña Nacional de Seguimiento de Vacunación contra el Sarampión y la Rubéola en la que se aplicará una dosis extra obligatoria de la triple viral (sarampión, rubéola y paperas) a los niños de entre uno y cinco años, independientemente de la dosis que les toca por calendario

Sarampión

Tras recibir el viernes la confirmación de dos casos de sarampión asistidos en la Ciudad de Buenos Aires –uno corresponde a un chico de seis meses que vive en Glew, en el conurbano bonaerense-, y en el contexto epidemiológico global, el ministerio de Salud de la Nación recomienda a los equipos de salud constatar el esquema de vacunación de la población e intensificar la vigilancia epidemiológica para evitar la reintroducción del virus en el país.

«La detección de estos dos casos nuevos de sarampión nos pone en alerta ya que la Argentina es un país que está libre de sarampión desde el año 2000, y cuando decimos esto nos referimos a casos autóctonos, es decir que Argentina no tiene circulación de sarampión propio, sino que en general son casos importados», dijo la Jefa de vacunación del Hospital Municipal Dr. Pedro T. Orellana, Dra. María Teste.

Y agregó que del 1º de octubre al 30 de noviembre se llevará a cabo la Campaña Nacional de Seguimiento de Vacunación contra el Sarampión y la Rubéola en la que se aplicará una dosis extra obligatoria de la triple viral (sarampión, rubéola y paperas) a los niños de entre uno y cinco años, independientemente de la dosis que les toca por calendario.

RECOMENDACIONES

Estas son las recomendaciones brindadas por el ministerio de Salud de la Nación:

– Verificar esquema de vacunación completo para la edad o de 12 meses a 4 años: deben acreditar Una Dosis de vacuna triple viral (sarampión-rubéola-paperas).

Mayores de 5 años: deben acreditar Dos Dosis de vacuna con doble o triple viral después del primer año de vida.

Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque son considerados inmunes

– Intensificar la vigilancia epidemiológica de casos sospechosos de enfermedad febril exantemática (EFE) Los casos sospechosos de sarampión y rubéola constituyen Eventos de Notificación Obligatoria regulados por la Ley 15.465 que obliga a todos los profesionales médicos y bioquímicos a realizar la notificación de los mismos (se desempeñen en cualquiera de los subsectores de atención: público, privado o de la seguridad social).

Definición de Caso sospechoso: Paciente con fiebre (temperatura axilar mayor a 38ºC) y exantema, o en todo caso en que el profesional de la salud sospeche sarampión o rubéola.

Modalidad de la vigilancia Notificación inmediata nominal: Todo caso sospechoso deberá notificarse al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud a través del SNVS 2.0, dentro de las 24 horas de detectado, con adelanto por vía telefónica a la autoridad local responsable de las primeras acciones de bloqueo.

Actividades ante un caso sospechoso:

Informar inmediata y fehacientemente a la autoridad sanitaria por el medio disponible sin esperar resultados de laboratorio.

O notificar dentro de las 24 horas al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS 2.0) por parte del personal que asista al paciente y de laboratorio que obtenga, reciba o procese muestras ante la identificación del caso sospechoso.

O confeccionar de manera completa la ficha epidemiológica.

O Recolectar muestras para el diagnóstico etiológico: Tomar siempre muestra de sangre; además, tomar muestra de orina hasta 14 días posteriores a la aparición de exantema e hisopado nasofaríngeo (HNF) hasta 7 días posteriores. Conservarlas refrigeradas hasta su derivación, que debe realizarse dentro de las 48 horas posteriores a la toma. Todas las muestras deben ser estudiadas en forma simultánea para sarampión y rubéola.

O aislamiento del paciente: Disponer el aislamiento del paciente hasta los 7 días siguientes del inicio del exantema para evitar contagios. Evitar la circulación en transportes públicos y dentro de las instituciones. En caso de internación se debe proceder al aislamiento respiratorio.