19 Ene 2021

Sancor cerró la planta de fabricación de quesos roquefort en la localidad de Coronel Charlone, partido de General Villegas

Así surge de la información que obtuvo el director de la revista Nuestro Agro, de Rafaela, Miguel Ruiz Díaz: «Como primer paso se ha producido una decisión de cerrar las plantas emplazadas en las localidades de Brinkman, Córdoba, (depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos AIres, (elabora roquefort); Moldes, Córdoba, (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe

Sancor Coronel Charlone
Sancor Coronel Charlone

Fuentes del sector industrial aseguran que la láctea cerrará otras dos usinas y peligra el empleo de otras 1.000 personas. Reestructuracíón para tentar a algún comprador.

Así surge de la información que obtuvo el director de la revista Nuestro Agro, de Rafaela, Miguel Ruiz Díaz: «Como primer paso se ha producido una decisión de cerrar las plantas emplazadas en las localidades de Brinkman, Córdoba, (depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos AIres, (elabora roquefort); Moldes, Córdoba, (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe. Sus encargados recibieron el lunes por la tarde la orden en de no recibir materia prima y comenzarán a trabajar para desactivar las mismas».

También en los próximos días, según pudo saber Nuestro Agro, «pararán por tres meses otro par de plantas para realizar tareas de mantenimiento que son anuales y que ante la falta de materia prima se aprovechará este momento para su reacondicionamiento».

La crisis de Sancor comenzó a manifestarse en 2015 cuando el Gobierno de Cristina Kirhner la auxilió con un crédito blando de $250 millones; pero fueron insuficientes y un año después el nuevo Gobierno le otorgó otra asistencia por un monto similar, y no se advirtieron progresos.

Ahora la láctea de Santa Fe y Córdoba negocia un crédito por USD 450 millones para capear la crisis, sin aportes del Estado, según publicó El Cronista.

El Secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera, Héctor Luis Ponce, solicitó a través de su cuenta de Twitter a la empresa SanCor que informe su situación financiera, debido a que tienen información que muestra que la compañía «está comprometida su continuidad en el corto plazo».

Según Marcelo Aimaro, titular de la Mesa de Productores de Leche de la provincia de Santa Fe (Meprolsafe), la láctea «debe más de lo que tiene» debido a que «ya vendió las joyas de la abuela».

Las cuatro plantas de Sancor, que en conjunto empleaban a unas 500 personas, como primer paso para reducir de 15 a 9 establecimientos en operación  y achicar la nómina de 4.000 a 2.500 trabajadores.