19 Jun 2021

Reunión de funcionarios municipales del Frente Renovador en Senadores

Al término de la reunión, la senadora Malena Baro relató que “evaluamos la situación macroeconómica nacional y provincial, de manera de tener una perspectiva de lo que puede llegar a suceder en los próximos meses en términos de recaudación nacional y provincial y el impacto que puede tener en los municipios esta situación”

Baro, Malena
Baro, Malena
En un encuentro desarrollado en la Cámara Alta bonaerense, legisladores massistas recibieron a funcionarios del área económica de los municipios gobernados por el Frente Renovador. En ese marco, los integrantes de los gabinetes comunales se mostraron preocupados por el retraso del gobierno provincial en el envío de fondos provenientes de Juegos de Azar, que se financia con la recaudación de bingos y casinos, y los correspondientes a los fondos de Fortalecimiento de los Recursos Municipales y de Inclusión Social, que en total, hasta el momento, suman 381 millones de pesos.

Al término de la reunión, la senadora Malena Baro relató que “evaluamos la situación macroeconómica nacional y provincial, de manera de tener una perspectiva de lo que puede llegar a suceder en los próximos meses en términos de recaudación nacional y provincial y el impacto que puede tener en los municipios esta situación”.

Y amplió: “También, nos interiorizamos un poco más aún sobre la problemática de los fondos que le corresponden a las comunas en conceptos de Juegos de Azar, Fondo de Fortalecimiento para los Recursos Municipales y Fondo de inclusión Social, que son fondos que están registrando a lo largo de este año una demora significativa, llegando a la deuda de la provincia de 380 millones de pesos. Allí cada uno de los secretarios expuso la situación particular de su distrito, teniendo como agravante la demora en el giro de los recursos recaudados correspondientes al impuesto inmobiliario descentralizado”.

Por otra parte, al señalar las causas del retraso en el envío de esos fondos de parte de la provincia a las comunas, Baro dijo que “son varias y tienen que ver fundamentalmente con una problemática financiera terminal de la provincia de Buenos Aires, que comenzó el año con una necesidad de financiamiento de 14.000 millones de pesos de los que solo consiguió que se le prorrogaran 5.000 millones en el desendeudamiento con nación, que le permitieron ahorrar ese dinero, pero que sigue necesitando 9000 millones más y que no ha conseguido”.

En esa línea, la legisladora por Junín, explicó que “el primer intento de conseguir financiamiento de parte del gobierno provincial fue por 500 millones de dólares y tuvo que retroceder como consecuencia del alto costo de las tasas de interés en el mercado internacional y más aún con la situación que se ha dado con la deuda pública nacional, que ha encarecido el financiamiento internacional”.

Además, remarcó que “por otra parte está el caso de la importante caída en la recaudación del impuesto sobre los ingresos brutos que fue más de tres puntos para abajo, medido en términos reales a raíz de la recesión del país, haciendo que haya pasado de aportar 8 cada 10 pesos de recaudación el año pasado, a aportar 6 de cada 10 pesos. Lo que significa que la recaudación provincial del 6%”.

En este sentido, Baro ironizó: “como la provincia no le va a retener 381 millones a los municipios, a pesar de que le corresponden por ley si cuando empezó el año tenía una necesitad de endeudamiento de más de 14 mil millones y solo consiguió 300 millones. Y como no va a retrasarse en el giro de los fondos que le corresponden a los municipios si no consigue crédito”.