27 Sep 2021

Recomendaciones del Colegio de Ópticos de la provincia de Buenos Aires para los chicos en edad escolar

Llegó el comienzo de clases y con ello la organización de los útiles, la mochila, la cartuchera, los cuadernos y demás, pero ¿pensamos en lo importante que es un control visual?

Habitualmente, los controles visuales no se encuentran incluidos en la rutina antes del comienzo de clases, principalmente porque los chicos no suelen darse cuenta solos que no están viendo bien y no lo manifiestan. La inclusión de un control de la vista, entre los chequeos ante el comienzo de clases, es muy importante.

Desde el Colegio de Ópticos de la provincia  de Buenos Aires, te recomendamos controles rutinarios en las siguientes edades:

  • Primeros meses de vida para descartar enfermedades congénitas y patología tumoral.
  • De 1 a 3 años para consultas por estrabismo y ojo vago.
  • A partir de los 4 años para detectar problemas de agudeza visual y defectos de refracción que de no ser detectados pueden llevar al pequeño al fracaso escolar.

¿Cuáles son los problemas de la visión que pueden influir en el aprendizaje?

  • Miopía: no ven bien los objetos lejanos.
  • Hipermetropía: se produce una dificultad a la hora de ver correctamente los objetos de cerca.
  • Astigmatismo: los objetos se ven desenfocados. Puede presentarse solo o conjuntamente con la miopía o la hipermetropía.

La detección a tiempo de alguno de estos errores refractivos son de gran importancia dada la influencia que ejerce la visión en el aprendizaje, en el rendimiento académico, deportivo y personal.

En los niños de edad escolar hay que prestar atención a los siguientes signos:

  • Poca habilidad para ver los objetos a distancia como leer el pizarrón.
  • Cruza o entrecierra los ojos.
  • Presenta dificultad para leer o hacer trabajos de cerca.
  • Se sienta demasiado cerca de la televisión.
  • Manifiesta dolores de cabeza luego de periodos de lectura.
  • Pestañea más de lo normal.
  • Se frota mucho los ojos.
  • Cierra un ojo o se lo tapa para ver mejor.

Si luego del control visual el niño necesita usar corrección, ¿qué es importante tener en cuenta?

  • Siempre adquirí el anteojos o lentes de contacto,según la indicación, en una óptica habilitada, atendida por el Óptico-Contactólogo matriculado.
  • El asesoramiento en cuanto a la forma, tamaño y material de la montura es muy importante, así como la del material y tratamientos existentes de los cristales.
  • Es importante que el niño participe en la elección de su anteojo, ya que si se siente a gusto lo usará sin problemas.
  • Una vez seleccionado el armazón el profesional lo adaptará al rostro del pequeño para su perfecto centrado en la realización del trabajo.
  • Al entregar el anteojo se darán técnicas de limpieza y mantenimiento. Y se recomendará la visita periódica para mantenimiento del mismo (ajuste de tornillos, cambio de plaquetas entre otros).
  • En el caso que la indicación fuese lentes de contacto, luego de una correcta prueba de adaptación y tolerancia, es imprescindible mantener buenos hábitos de higiene y cuidados para evitar posibles infecciones; Algunos puntos a tener en cuenta son:

✓Utilizar solo productos indicados para limpiar y conservar los lentes.

✓ Mantener el estuche de los lentes de contacto limpios.

✓ Lavarse las manos con jabón antes de su manipulación.

✓ No usar los lentes durante más tiempo del indicado, ni usarlos mientras se duerme.

✓ No compartir los lentes con nadie.

ASÍ QUE YA SABÉS EN ESTE REGRESO AL CICLO ESCOLAR AGREGA A TU LISTA DE PRIORIDADES LA VISITA PARA TU CONTROL VISUAL.

Fuente: Lic. Guadalupe Baridon | MP 3112