18 May 2021

Radicales: ni con listas cerradas paran con su interna o amenazan con no votar PRO en octubre

En Villegas uno se declara único “puro”, en Junín, Viamonte, Alberti, Chivilcoy y Pehuajó se “excomulga” a los acuerdistas, igual en Bragado en donde se rompió la conducción partidaria y Trenque Lauquen es el “extremo”, publica La Tribuna de la Región de Periodismo Liberal

Logo - UCR
Logo – UCR
La Tribuna de la Región de Periodismo Liberal, un sitio que tendría su redacción en la ciudad de Bragado, y contaría con el aporte periodístico de dirigentes radicales, publicó este miércoles y lo distribuyó entre medios un duro artículo que transcribimos sobre el radicalismo, que lleva el título de esta nota de Infoecos.

Señala textualmente:

Aún con las listas ya cerradas y sin ninguna posibilidad de cambiarla, los radicales en muchos distritos de la región hacen gala de lo que mejor saben hacer: la interna. Toman a las PASO como una simple cuestión de Comité, muchos ni siquiera hablan de las primarias, sino de “la interna”. De cómo posicionarse frente a otros grupos de correligionarios pero no con el objetivo superior de alcanzar el gobierno sino de seguir “poroteando” minucias comiteriles: manejos de fichas, posicionamientos personales o, como dicen algunos, “ínfimos y efímeros espacios de poder”.

En PEHUAJÓ, por ejemplo, uno de los distritos más ordenados, en el que la propia conducción partidaria liderada por el veterano Jorge Hansen piloteó un acuerdo con el PRO con ganancia rojiblanca a todas luces: ya que se quedó con la candidatura única de Jorge Mas, desde el propio seno partidario se le levanta una lista, “parece que los de Villemur jugaran a favor de Zurro, ahora que está muy comprometido judicialmente y cuestionado desde adentro”, analizan.

A 70 km. de allí, si bien están calmos entre sí, los radicales de CARLOS TEJEDOR no quieren hablar del PRO y tomada la campaña – por sobre los sectores más moderados y acuerdistas que venían tejiendo una confluencia con los amarillos – por la vieja guardia que execra a Monzó dicen entre bambalinas, y no tanto, que si las PASO las gana Molina a Raúl Sala no lo acompañarán en la general aunque sí, claro, exigirán que los macristas acompañen al médico y éste habla de condiciones desiguales. Ello, porque sólo puede ir al comicio del 9 de agosto con la boleta de Sanz, sin la de Macri a quien, por supuesto, defenestra tanto en privado como en el vasto público que forma su clientela en el ámbito profesional. Lo mismo ocurre en JUNÍN donde Aldo García López, un exfuncionario del alfonsinismo de los ’80 respaldado por el no menos histórico exlegislador Julio José Oscar Ginzo, lo dijo claramente “no creo que se trabaje para el PRO”, con tanta vehemente ojeriza como cuando habla del intendente Mario Meoni o de los sectores qu acordaron con el macrista Pablo Petrecca a quien los números parecen sonreírle en su carrera a la Intendencia del principal distrito de la 4ª Sección.

En ALBERTI todo el “aparato” partidario está del lado de Julio Gazzotti y arropándolo en su lanzamiento estuvieron todos los exintendentes radicales vivos, el senador Gustavo De Pietro, y la “flor y nata” del partido. La PASO allí se dirimirá entre dos radicales, éste y la presidenta del Concejo Deliberante, Teresa De Pietro, ésta cuenta con una amalgama llamativa en su sostén: oficialmente el PRO, ya que tuvo antes que nadie la foto con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, pero también veteranos “juntadores” de votosradicales de las pequeñas localidades interiores del distrito, sectores progresistas referenciados en Margarita Stolbizer y peronistas desencantados con la conducción de la intendenta Médici – máxime desde que ungió a su hijo como sucesor – y de su predecesor Leonel Zacca. El aparato ya avisó que la ganadora de la legislativa de 2013 “se fue del radicalismo” y por lo bajo se sabe que no trabajarán la general de ganarles nuevamente, como ocurrió hace dos años en una interna cerrada para elegir candidato a concejal cuando la dama se impuso a la figura tradicional de Raúl Vaccarezza.

Lo mismo ocurre en GENERAL VIAMONTE, no obstante haber sido concejal y haber presidio el Comité, los “radicales Puros” , cuyo candidato es el exasesor legislativo y actual funcionario de la Universidad Nacional del Noroeste (UNNOBA) Franco Flexas, señalan en modo admonitorio a Luis María Petetta, radical y candidato para las PASO que cuenta con el apoyo explícito del PRO; y en GENERAL VILLEGAS Diego Tellechea – que tiene el respaldo de sus colegas concejales – se presenta como la única lista radical por sobre las otras, paradójicamente esas dos están pobladas de radicales: tanto la del médico Eduardo Campana quien, si bien proviene del GEN, cuenta con el apoyo del presidente del partido y de miembros de su conducción, como la del propio PRO encabezada por Horacio Lorenzo, de origen radical, que fue secretario de Gobierno del viejo caudillo Alberto Ballari y concejal de la Alianza en 1999.

BRAGADO tiene su propio culebrón protagonizado por la presidenta del Comité: Celina Sburlatti, orientada por el viejo excaudillo de los 70 y 80, Ernesto Figueras, es la candidata a Intendente “radical pura”. Así se declara esta exfuncionaria política del Frente para la Victoria, acusando de “traidores” a los Concejales de su fuerza que acordaron por las suyas con los amarillos locales. Pero “Corín Tellado” bragadense tiene más: después de haber anunciado una alianza amplia con Socialistas, lilitos e incluso masistas, terminó con una lista de “unidad” para enfrentar a Vicente Gatica, el postulante PRO en las PASO. ¡En esa lista no están ni exxtrapartidarios ni sus socios en la conducción! Éstos, orientados por otra vieja caudilla de los 80, la exlegisladora Ana María Posadas, han salido con los tapones de punta puesto que, en el frente Cambiemos, han obtenido un lugar en la lista de diputados provinciales con Amadeo Mónaco como candidato. En CHIVILCOY, donde la UCR ha llegado a los mínimos históricos de representación, una lista se reivindica “pura”, la que encabeza Lourdes Zaccardi a la que le ha salido otro “puro” – en realidad rebajado con agua porque es allegado a los círculos de Leopoldo Moreau, a través del pehuajense Gustavo Zuccari -: Luis Mariano, pero, todos, apuntan contra Álvaro García que ha acordado con el PRO del que no quieren ni escuchar.

¡Y TRENQUE LAUQUEN es el extremo!, tres listas radicales: Claudio Figal, Miguel Ángel Fernández y Juan Simón Pérez pelean por ser los dueños del “Ganges radical” en donde se purifican las almas, la carrera es por la pureza que les ha impedido acordar con el macrista Carlos Bilbao que dio más de una señal de buscar un acuerdo que permitiera, ante un cuasi inexistente kirchnerismo, hacerle “pata ancha” al intendente Feito que se quedó en el massismo, eso sí: también hablan de “condiciones desiguales”, quieren ir también con la boleta de Mauricio no sólo con la de Ernesto Sanz, pero los amarillos no los han habilitado.

Parece la canción de María Elena Walsh: los que siguieron el mandato de la convención del radicalismo bonaerense que encabeza Ricardo Alfonsín y que en Arrecifes, a principio del mes pasado, resolvió “jerarquizar la construcción política con la Coalición Cívica –ARI y el PRO”, son los réprobos.
Entre “purezas” y apropiaciones del sello de goma, diáspora y acuerdos con doquiera y por doquiera, a los radicales les cuesta salir de su círculo vicioso, semejante a culebrón venezolano.