17 Dic 2018

Protección del sector porcino en provincia de Buenos Aires: aprueban proyecto en diputados

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó y giró al Senado un proyecto de Ley del diputado del Frente Renovador por la segunda sección electoral, Lisandro Bonelli, para proteger al sector porcino en la provincia de Buenos Aires frente a las importaciones que distorsionan el mercado y generan una competencia desleal

Bonelli, Lisandro

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó y giró al Senado un proyecto de Ley del diputado del Frente Renovador por la segunda sección electoral, Lisandro Bonelli, para proteger al sector porcino en la provincia de Buenos Aires frente a las importaciones que distorsionan el mercado y generan una competencia desleal. La norma tuvo el aval del ministro de Asuntos Agrarios, Leonardo Sarquis y de la bancada oficialista.

Al respecto, el diputado de San Nicolás explicó que “la situación terminal que atraviesan hoy los productores porcinos es producto del aumento desmedido de las tarifas, la disparada del dólar -que tiene un impacto directo en insumos como el maíz y la soja- y la apertura indiscriminada de las importaciones”. Y destacó el “acompañamiento de toda la oposición” y la “voluntad política” del oficialismo bonaerense “en especial del ministro Leonardo Sarquís, con quienes trabajamos desde hace meses para tener esta ayuda concreta para el sector”.

El texto de la norma también promueve la formación de cooperativas y otras formas asociativas para que a través de proyectos productivos se pueda fortalecer y hacer crecer al sector porcino provincial, dentro de este contexto, se garantiza capacitación y asistencia técnica gratuita a los productores.

Asimismo, se crea algunos incentivos económicos como el acceso a líneas de créditos subsidiados, o un tratamiento fiscal diferenciado con “el objetivo de priorizar a las pequeñas y medianas producciones”.

En ese tono, el diputado Bonelli planteó que “una vez aprobada la ley, su implementación tendrá un impacto directo en cientos de pequeños y medianos productores que podrán acceder beneficios fiscales y crediticios. Además habrá controles estrictos a la importación de cerdo para garantizar igualdad de competencia y evitar que ingresen cortes con enfermedades exóticas o drogas de crecimiento que acá no utilizamos. Del mismo modo se garantizará que la carne de cerdo que llegó al país congelada se venda en el mismo estado en góndola”, continuó.

Finalmente, indicó: “Es un orgullo como productor porcino -que fui durante 10 años- y como legislador poder dar soluciones a este sector que tan mal la viene pasando desde 2016. Demostramos una vez más que somos una oposición con propuestas, que somos capaces de consensuar con todos los partidos políticos para ayudar a nuestra producción nacional y a los bonaerenses. Cuidar al sector porcino es cuidar a más de 70 mil trabajadores que en forma directa o indirecta participan de esta cadena productiva y generan valor agregado en nuestro país”.