Problemas en el área de ginecología del hospital de Lincoln: piden una solución

En una nota suscripta por todos los miembros del Interbloque UCR-FAP-GEN, solicitaron al doctor Jorge Fernández, que «arbitre un mecanismo de negociación a fin de restablecer la normalidad en el servicio de ginecología y obstetricia del Hospital Municipal, afectado por la renuncia de varios de los médicos integrantes del mismo»

Lincoln - Palacio Municipal
Lincoln – Palacio Municipal
Los Concejales del Interbloque UCR-FAP-GEN solicitaron al intendente de Lincoln, una pronta solución en el servicio de ginecología del Hospital Municipal de la ciudad cabecera.

En una nota suscripta por todos los miembros del Interbloque UCR-FAP-GEN, solicitaron al doctor Jorge Fernández, que «arbitre un mecanismo de negociación a fin de restablecer la normalidad en el servicio de ginecología y obstetricia del Hospital Municipal, afectado por la renuncia de varios de los médicos integrantes del mismo».

Se señala en un parte de prensa hecho llegar a Infoecos, que «luego de una reunión que los ediles del Interbloque mantuvieran con el titular del servicio de ginecología Dr. Alberto Juárez, donde se interiorizaron del problema, se resolvió exhortar al titular del ejecutivo a una pronta solución del tema».

Agregan más adelante que «el conflicto se suscita ante el reclamo que desde hace por los menos dos meses, los médicos integrantes del servicio le hicieron llegar a las autoridades, por una recomposición salarial, que los equipare con sus pares de la provincia y de otros hospitales municipales. Asimismo requirieron el pase a planta permanente de profesionales que por tipo de tareas desempeñadas y antigüedad en el servicio- algunos con más de 17 años- resultaba impropio que revistaran como contratados».

Ante la falta de respuesta municipal, los profesionales afectados al servicio, decidieron renunciar al mismo, por lo que actualmente, la demanda se halla atendida de manera deficiente con peligro para la salud de los pacientes, argumenta el interbloque.

Concluyen señalando que «resulta indispensable entonces, la vuelta a la normalidad del servicio aludido, siendo inconcebible, que con un presupuesto como el que se cuenta, no pueda satisfacerse los justos reclamos de los profesionales, que cobraban por su tareas, sumas irrisorias y totalmente alejadas de lo que sus colegas perciben en el ámbito provincial e incluso en otros municipios».