13 Abr 2021

Pirotecnia: operativo conjunto de AFIP y ARBA en Ciudadela

Las clausuras, que además prevén multas de hasta 30.000 pesos, se realizaron de acuerdo a lo previsto la ley 11.683 de Procedimiento Tributario. Se le dio intervención al Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 1 secretaría N° 3 de San Martín

AFIP Y ARBADurante un operativo conjunto de fiscalización en la zona oeste del conurbano la AFIP y ARBA clausuraron dos mayoristas que vendían fuegos artificiales y explosivos en la localidad de Ciudadela, partido de Tres de Febrero. Las clausuras, que se extenderán por cinco días, se efectivizaron luego de comprobar que los negocios no emitían facturas y no tenían la documentación para respaldar la compra de las mercaderías que se encontraba en el lugar. A su vez, se realizó un relevamiento de personal donde se detectó que el 66 % no se encontraban correctamente declarados.

Las clausuras, que además prevén multas de hasta 30.000 pesos, se realizaron de acuerdo a lo previsto la ley 11.683 de Procedimiento Tributario. Se le dio intervención al Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 1 secretaría N° 3 de San Martín.

De la misma manera personal de ARBA labró 7 actas de infracción al art. 72 del Código Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, las cuales pueden derivar en clausuras de los establecimientos y multas que van de los $ 4.500 a los $ 75.000.

El operativo conjunto se llevó a cabo con el objetivo de verificar el cumplimiento impositivo y previsional de los contribuyentes ubicados en la zona oeste del Conurbano (Ciudadela y Ramos Mejía) dedicados a la venta de pirotecnia.

En entre otras irregularidades también se pudo comprobar:

La falta de presentación de declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias.
– Diferencias entre las ventas declaradas en el Impuesto a las Ganancias versus las declaradas en Impuesto al Valor Agregado.
– Presentaciones de declaraciones juradas del Impuesto al Valor Agregado en cero, sin declarar movimiento alguno en ellas.

Falta de bancarización de las operaciones comerciales, observando que los depósitos bancarios resultan inferiores a las ventas declaradas según IVA.