24 Sep 2021

«Pico» de contagios de VIH en el noroeste bonaerense

Las autoridades sanitarias bonaerenses alertaron sobre el registro de un «pico» de infecciones por VIH en el noroeste de la Provincia, especialmente en la Región Sanitaria III comprendida por los municipios de General Viamonte, Chacabuco, Junín, General Arenales, Leandro N. Alem, General Pinto, F. Ameghino y Lincoln

VIH
VIH
En 2013, se denunciaron 30 nuevas infecciones en Región Sanitaria III, que integra los municipios de General Viamonte, Chacabuco, Junín, General Arenales, Leandro N. Alem, General Pinto, F. Ameghino y Lincoln. Según el último boletín epidemiológico, se registra una tendencia en alza, superando incluso los 29 casos de 2010, cuando se registró el otro máximo histórico.

Las autoridades sanitarias bonaerenses alertaron sobre el registro de un «pico» de infecciones por VIH en el noroeste de la Provincia, especialmente en la Región Sanitaria III comprendida por los municipios de General Viamonte, Chacabuco, Junín, General Arenales, Leandro N. Alem, General Pinto, F. Ameghino y Lincoln.

El último boletín epidemiológico elaborado por el Ministerio de Salud bonaerense, al cual tuvo acceso el periódico juninense Democracia, da cuenta de 30 casos nuevos denunciados el año pasado, una cifra que se ubica por encima de otros años e incluso del último pico de transmisiones, registrado en 2010, cuando hubo 29 nuevos contagios.»La tendencia ascendente de la tasa de incidencia acumulada de nuevos diagnósticos de VIH es más pronunciada que el total de nuevos casos» advierte el informe y agrega que permite establecer una tasa de 12 casos por 100.000 habitantes».

Luego de que en el período 2002-2012, el número de casos y tasas de incidencia acumulada de VIH-SIDA sea mayor en los varones, el último informe muestra que esta tendencia se invierte por primera vez en 2013, siendo el número de casos nuevos en mujeres (20) mayor al de los varones (16), con una razón H/M de 0.8.

En este marco, el porcentaje de mujeres con nuevos diagnósticos de VIH durante el embarazo, residentes en la región sanitaria III, tiene un rango entre 0 y 2 casos por año, desde el año 2009. Representando entre el 0 y 13% del total de los nuevos diagnósticos en mujeres.

Con respecto a los casos de Sida (o sea, cuando el paciente ya ha desarrollado la enfermedad) la tasa de incidencia acumulada «muestra una tendencia descendente desde el 2002 hasta el 2013», asevera el documento.

«Se presentan dos picos en la serie, el primero en 2007 (4.89/100.000 habitantes) y el segundo, de menor magnitud, en 2010 (3.24/100.000 habitantes). Se destaca que la tasa de incidencia acumulada de nuevos casos de SIDA para el año 2013, fue de 2.4 por 100.000 habitantes, tres veces superior a la del año 2012», dice el domumento.

Finalmente, la tasa de mortalidad general por VIH-Sida, en la región sanitaria III, desde el año 1999, muestra una tendencia descendente, más pronunciada desde 2004. Desde 2008, la mortalidad específica en mujeres permanece por debajo de los varones, destacando que desde el año 2011, no se registran muertes en mujeres.