28 Nov 2020

Pedido de informes a Lotería por el juego compulsivo

El senador Gustavo de Pietro (UCR-4ta sección electoral-Alberti) presentó un proyecto en la Cámara Alta bonaerense mediante el cual le pide al Poder Ejecutivo que a través del Instituto Provincial de Loterías y Casinos informe sobre diferentes aspectos vinculados al Programa de Prevención y Asistencia al Juego Compulsivo

Di Pietro, Senador UCR - 4ta Sección Electoral
Di Pietro, Senador UCR – 4ta Sección Electoral
El senador Gustavo de Pietro (UCR-4ta sección electoral-Alberti) presentó un proyecto en la Cámara Alta bonaerense mediante el cual le pide al Poder Ejecutivo que a través del Instituto Provincial de Loterías y Casinos informe sobre diferentes aspectos vinculados al Programa de Prevención y Asistencia al Juego Compulsivo.

El legislador pidió precisiones sobre “la cantidad de personas que han sido asistidas por dicho programa en el transcurso de los últimos 5 años; resultados obtenidos hasta el presente y presupuesto asignado”, así como también sobre“qué evaluación efectúa respecto de la disposición del programa y qué contempla que la solicitud de autoexclusión sea tramitada personalmente por la persona asistida ante el bingo o sala de juego de azar”.

De Pietro reclamó informaciones sobre “cuántas personas han solicitado su autoexclusión desde la vigencia del programa; cuál es el fundamento para eximir de responsabilidad a las salas de juego o bingos en el ingreso de personas adheridas al sistema de autoexcluidos y si el Instituto, en su función de contralor, ha detectado irregularidades vinculadas con el programa en las salas del juego o bingos, determinando a qué refieren las mismas”.

A lo largo de la presentación, el senador manifestó que “el juego compulsivo es una problemática que afecta cada vez a más gente y que debe ser atendida por los organismos estatales correspondientes”, y agregó: “Es sabido que las personas con esta problemática tienen una adicción, ya que no pueden controlar sus impulsos y buscan en el juego, en entre otras cosas, la solución a sus problemas económicos”.

“Cuando el Estado estimula estas prácticas, alegando fines loables como el financiamiento de la salud o la educación, no hace otra cosa que alentar la profundización de esta crisis” remarcó De Pietro y concluyó: “Por otra parte, estamos convencidos del carácter extremadamente perjudicial de las políticas oficiales en materia de juegos de azar, que incentivan la inescrupulosa instalación de bingos y casinos -estratégicamente ubicados- en el centro de las ciudades o en algunos casos en las cercanías de las fábricas, con la clara intención de captar gran afluencia de gente, en especial a aquellos en situación de vulnerabilidad”.