27 Sep 2021

Hacia un nuevo Pacto Fiscal. Escribe: Diputado Marcelo Daletto

La Provincia, como objetivo de máxima, debe aspirar a recibir de la Nación un porcentaje cercano a los 38 puntos que aporta. Pero, de mínima, debe reclamar alcanzar esos 28 puntos que perdió con la ley que rige en la actualidad. Lo ideal es enemigo de lo posible, por eso debemos buscar alternativas que obtengan el respaldo del resto de las Provincias

Daletto, Marcelo
Daletto, Marcelo
Al momento de la sanción de la Ley 23.548 de Coparticipación Federal de Recursos Fiscales, en 1988, la provincia de Buenos Aires redujo su participación en la distribución de la masa coparticipable pasando de 28,01 a 21,79 puntos. Es decir, una pérdida de 6,22 puntos.

La Provincia, como objetivo de máxima, debe aspirar a recibir de la Nación un porcentaje cercano a los 38 puntos que aporta. Pero, de mínima, debe reclamar alcanzar esos 28 puntos que perdió con la ley que rige en la actualidad.

Fondo del Conurbano o Conurbano al Fondo

En este sentido, y al verse reducida la participación en la distribución de los recursos coparticipables, comenzó a hacerse visible una demanda por mayores fondos, que culminaría en 1992 con la creación del Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense, más conocido como Fondo del Conurbano.

El financiamiento de este Fondo proviene de la sanción de la Ley 24.073 que establecía en su artículo 40° que de lo recaudado por el Impuesto a las Ganancias, el 10 % se destinara al Fondo de Financiamiento de Programas Sociales en el Conurbano Bonaerense.

Al momento del tratamiento de dicha Ley en el Congreso Nacional, se introdujo la creación del Fondo de Infraestructura Básica Social formado por el 4 % del producido del Impuesto a las Ganancias, que se distribuiría entre las provincias según índice de NBI, exceptuando de participar a la provincia de Buenos Aires.

Por este Fondo del Conurbano, la Provincia recibió grandes sumas de dinero que le permitió, con la convertibilidad del 1 a 1, realizar importantes obras en los ‘90. Fueron 427 millones en el ‘93, 582 en el ‘94 y 623 en el ‘95.

Sin embargo en 1996, al momento de definir la continuidad del financiamiento de dicho Fondo, por Ley 24.621 se estableció el tope de $ 650 millones que debía recibir la provincia de Buenos Aires del Fondo del Conurbano, y que el excedente debía distribuirse entre las 22 provincias restantes. Seguramente los legisladores al votar la ley imaginaron un excedente de 100 o 200 millones como pasó en el ‘96 (30 millones), en el ‘97 (125 millones) o en el ‘98 (240 millones).

Pero transcurridos veinte años, inflación mediante, el excedente llegó a casi 47 mil millones. Y hoy en la tabla del Fondo del Conurbano, Santa Fé ocupa el primer lugar con 5.308 millones y Buenos Aires el lugar 23 con 650 millones. Por eso, más que Fondo del Conurbano, esta Ley debería llamarse de Conurbano al Fondo.

Por lo hasta aquí expuesto, con la provincia de Buenos Aires en el último lugar del ránking, los bonarenses podemos pedir que, para ayudarnos de esa manera, no nos ayuden más.

Alternativas para recuperar fondos

Ahora bien, frente a esta situación de discriminación fiscal que sufre la provincia de Buenos Aires, se presentan tres posibles alternativas para que la misma recupere la pérdida histórica de puntos en la distribución de los recursos coparticipados, a saber:

• Restitución del Fondo del Conurbano, eliminando el tope: A la Provincia, le ingresarían 46.983 millones más que resignarían las 22 Provincias. Esta alternativa es la que hemos reclamado desde la Legislatura en la sesión de la semana pasada y viene reclamando nuestra gobernadora, María Eugenia Vidal, desde hace tiempo.

• Buenos Aires ingresa al Fondo, sin tope: la Provincia participa en dicho Fondo tal y como participan el resto de las Provincias de acuerdo al índice de Distribución Secundaria (21,79). De esta forma, Buenos Aires recibiría $ 10.350 millones y el resto de las Provincias, $ 37.000 millones, las cuales solo perderían 9.700 millones.

• Eliminación del Fondo del Conurbano (10 %) y del Fondo de Infraestructura Básica Social (4 %): el producido del Impuesto a las Ganancias que ingresa a la masa coparticipable aumentaría de 64 % a 78 %, pero como sólo el 57,36 % va a las Provincias, Buenos Aires recibiría 7.100 millones. Si bien esta es la alternativa por la que menos recibiríamos, sirve para que tomemos conciencia que ganaríamos desde Buenos Aires, con la eliminación del Fondo.

Un nuevo Pacto Fiscal

De todas las alternativas expuestas en el punto anterior la que más nos gusta a los bonaerenses es la primera, que consiste en recuperar el 100 % del Fondo del Conurbano. Pero a veces lo ideal es enemigo de lo posible, por eso debemos buscar alternativas que obtengan el respaldo del resto de las Provincias. Y en este sentido, debemos generar un nuevo Pacto Fiscal donde vinculemos la devolución del 15 % del ANSES a las Provincias con la incorporación (que ironía, no?) de Buenos Aires al Fondo del Conurbano. De esta manera ganaríamos todas las Provincias, incluida Buenos Aires.

Lo que se conoce como “15 % del ANSES”, nace en agosto de 1992 con la firma del acuerdo entre el Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales (Pacto I) y la sanción de la Ley 24.130, a través de la cual se instauró la detracción antes de la distribución primaria del 15 %, para financiar la Administración Nacional del Sistema de Seguridad Social. Esa situación fue prorrogada hasta 2005 a través de sucesivos Pactos entre la Nación y Provincias. Pero a partir de 2006 la Nación, unilateralmente, incluyó la deducción del 15 % en la Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional – Año 2006 con una cláusula de prórroga hasta la sanción de una nueva Ley de Coparticipación.

De acuerdo a las proyecciones incluidas en el Presupuesto 2016, el 15 % sobre la masa coparticipable cuyo destino era la ANSES, ascendería aproximadamente a $ 74.540 millones.

Esta importante suma de dinero permite resolver la incorporación de Buenos Aires al Fondo del Conurbano sin que ninguna Provincia se vea afectada.

Podemos tomar distintos ejemplos: Santa Cruz recibe 939 millones del Fondo del Conurbano. Con la eliminación del tope a Buenos Aires perdería 194 millones, pero con el 15 % del ANSES tendría una mejora neta de 953 millones. En tanto, Chaco recibe 2.963 millones del Fondo del Conurbano; con la eliminación del tope a Buenos Aires perdería 612 millones, pero con el 15% del ANSES tendría una mejora neta de 3.016 millones.

Confiamos en la decisión política del Presidente Mauricio Macri, de trabajar para fortalecer las arcas de todas las provincias. Se terminó la época en la que el Gobierno Nacional asfixiaba a las provincias para doblegarlas polìticamente. Y por eso entendemos que este es el momento histórico de un nuevo Pacto Fiscal donde ganen todas las provincias, incluida Buenos Aires.