25 Nov 2020

«Nos retiramos con sabor a que los jugadores dejaron todo», nos comentó Federico Francolino

Mientras caminaba por la Plaza Roja, en Moscú, el joven trenquelauquenche Federico Francolino conversó con Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5). Presenció los partidos que el seleccionado argentino disputó en el Mundial de Rusia 2018

Francolino, Fede

Mientras caminaba por la Plaza Roja, en Moscú, el joven trenquelauquenche Federico Francolino conversó con Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5). Presenció los partidos que el seleccionado argentino disputó en el Mundial de Rusia 2018, luego de haber recorrido algunos lugares de Mongolia, China, Japón, Filipinas, procedente de Australia donde se encuentra trabajando desde el año anterior. Francolino dedicado a la equitación, ha incursionado en el último país mencionado, en el Polo.

En la conversación que mantuvo con nuestras emisoras, este miércoles, dijo que «acá quedan pocos sudamericanos. Se siente que no está Perú y también Argentina. Sigue habiendo argentinos que siguen cantando canciones en las calles. Observamos que hay algunos brasileros y colombianos». Contó que «por estas horas está lloviendo mucho en Moscú». Sobre la presencia de uruguayos dijo que «son muy pocos. Se juntan en un bar y hacen sus canciones. La verdad que la masa más grande era de argentinos y peruanos».

Francolino, Fede

En torno a como se sintió la eliminación del equipo nacional en el Mundial, Fede Francolino dijo que «fue un golpe durísimo para los que estábamos acá. Para los que fuimos al estadio, la verdad un partidazo. Más allá de que el sentimiento era de tristeza, también nos retiramos con sabor a que los jugadores dejaron todo ahí».

El joven de Trenque Lauquen que está junto a su novia, adelantó que «dentro de dos días viajaremos a Tahilandia. Estaremos tres semanas ahí y luego nos volveremos a Australia a trabajar. El primero de agosto tenemos que estar en Sidney».

Con respecto a la Plaza Roja, Fede Francolino dijo que «es un lugar increíble. Tiene un espacio enorme. Supongo que cuando no esté el Mundial, por ahí pasarán autos. Ahora está toda vallada y cerrada. Recién esta semana pudimos entrar, porque había diferentes espectáculos en la denominada Semana de Rusia que se extendió por cinco días».