No se habilitará la presencialidad, por ahora, en el edificio conocido como de los Colegios Secundarios

Lo hizo saber la Inspectora Jefe Distrital Trenque Lauquen de la Región 16, María Alejandra Marino, a través de distintos medios

No será habilitada la presencialidad en el edificio escolar de los denominados comúnmente Colegios Secundarios de Trenque Lauquen. La decisión fue adoptada por la UEGD (Unidad Educativa de Gestión Estatal) y transmitida a través de los medios correspondientes e incluso las redes sociales por la Inspectora Jefe Distrital Trenque Lauquen de la Región 16, María Alejandra Marino.

La nota que se conoció públicamente y ha sido comentada durante toda la mañana de este lunes apunta que «luego de analizar la situación se concluyó que no sería seguro habilitar la presencialidad en un edificio que se encuentra en obra. También se consideró la situaciónde la ES N 2 que también comparte el edificio y las dificultades que generaría el uso de pocos baños ante la circulación de gente que implica el regreso a la presencialidad de todas las instituciones que funcionan en ese edificio».

Luego de otras consideraciones señala que «este año y a la luz del respeto del Plan Jurisdiccional se volvió imprescindible contar con baños bien instalados que garanticen un adecuado acceso a la higiene. Debemos tener presente que quienes habitan las instituciones son los que mejor conocen las dificultades que ha generado los múltiples inconvenientes que presentaban los baños de un edificio tan grande, problemas que se repetían en cada uno de los pisos. Luego de realizar la visita de obra, en compañía de los equipos directivos, escuchando la voz de la experiencia de los que viven el día a día de las instituciones; se acordó incrementar la inversión inicial para realizar la obra de manera integral y dar respuesta a un problema de años». Esto último en consonancia con lo decidido por las autoridades municipales y que se informa en este sitio.

La inspectora Marino señala también que «desde Jefatura Distrital apelamos a la buena disposición para comprender que en esta oportunidad debemos aspirar al bien mayor, posponiendo el inicio de la presencialidad hasta que se finalice una obra que daría respuesta a un reclamo de años, solucionando un problema importante y garantizando un regreso cuidado y seguro para todos los que transitan este edificio».