30 Oct 2020

«No entiendo porque ninguna calle de Buenos Aires, se llama Enrique Santos Discépolo», expresó Palito Ortega

Habló de todo. Calificó a Charly García como un tipo brillante con una mente superior. Destacó el apoyo que recibió de Frank Sinatra y pidió que calles de la ciudad de Buenos Aires lleven el nombre de artistas y poetas.

ORTEGACONFERENCIADEPRENSA«Agradezco al intendente que en la plaza de Cochicó, un pequeño anfiteatro, lleve mi nombre. En la historia de mi carrera va a ser algo muy importante, porque en nuestro país no se le rinden muchos homenajes en vida e inclusive después de la muerte», señaló Ramón «Palito» Ortega en la primera parte de la conferencia de prensa que durante casi 45 minutos brindó este sábado en el hotel del Balneario Cochicó.

Añadió que «al viajar por el mundo he comprobado que por ejemplo en la Plaza Garibaldi de México se encuentra con un enorme monumento de Jorge Negrete; hay fuertes reconocimientos a Agustín Lara. Por eso me sorprende que todavía no tengamos una buena plazoleta en la ciudad de Buenos Aires con el nombre de María Elena Walsh. Me parece que debería haber una calle que se llame Enrique Santos Discépolo. Ellos han aportado mucho a la cultura popular», para rescatar también a figuras como «Libertad Lamarque, Luis Sandrini y Minguito».

Se mostró contrariado por el corte de una de las manos a las figuras que recuerdan a dos grandes artistas como Alberto Olmedo y Javier Portales en la avenida Corrientes de Buenos Aires.

Interrogado por los periodistas, Palito Ortega se refirió a las razones por las que está, aún, sobre los escenarios. Dijo que «es dificil separarse. Sigo escribiendo siempre. Cuando me fuí en el 85 a Estados Unidos. Sinatra se había comprometido y me dió una gran mano. Me fue muy bien. Produje distintos programas. No dejé de estar en contacto con la música, nunca. Volví a la Argentina, solo motivado por ganarle a Bussi en Tucumán. Ese fue el paréntesis que hice en mi carrera. Dejé la política en el 99. A partir de ahí, empecé a salir de vuelta. Trabajé mucho en Latinoamérica. En muchos de esos lugares me crucé con Sandro y Leonardo Favio. De a poco, empecé a hacer presentaciones en Argentina. Lo que sucede que ahora trasciende más por lo de Mar del Plata, el Obelisco, el Luna Park y el Gran Rex. Estoy con lo que siempre me ha apasionado».

Consultado sobre lo que desea dejar en cada una de sus presentaciones o cuando disponga el retiro de los escenarios, Ramón «Palito» Ortega indicó que «quisiera ser una referencia para todos los jóvenes para que cuando uno se propone algo en la vida, y más allá de los rechazos, de las adversidades, no bajando los brazos, peleando por lo que uno quiere y luchando siempre se consigue algo. En la vida nunca hay que darse por vencido. Esto último es lo que me gustaría se tome como lo que he tratado de transmitir en la vida».

El cantautor respondió a preguntas sobre «Charly» García y a los siete meses que vivió con él en etapa de recuperación. Valoró sus dotes artísticas y lo calificó como «un tipo brillante, con una mente superior. Un talento incomensurable. La felicidad más grande que tengo es verlo cantar, llenar espectáculos y obtener una magnífica respuesta de la gente».