21 Jun 2021

Niña de Carlos Casares habría sido muy mal atendida en el Hospital de Cañuelas

«Viajaba junto a su familia en dirección a Carlos Casares. De paso por Cañuelas, ingresó al nosocomio por una urgencia neurológica. Sus familiares aseguran que la atención fue más que deficiente»., consigna el sitio web www.elciudadano.com.ar este martes

Carlos Casares - niña atendida en Hospital de CañuelasEl sitio web El Ciudadano Cañuelense publica una información relacionada con la mala atención sufrida por una niña de la ciudad de Carlos Casares, y cuyos padres denunciaron ante periodistas del mismo.

Consigna el medio colega que «Viajaba junto a su familia en dirección a Carlos Casares. De paso por Cañuelas, ingresó al nosocomio por una urgencia neurológica. Sus familiares aseguran que la atención fue más que deficiente».

La información bajo el título: Hospital: denuncian que una nena fue mal atendida

“A la nena se le dieron vuelta los ojos y se le trababa la lengua. Tuvo el ataque mientras viajaba con sus padres en un auto desde La Plata a Carlos Casares. Preguntaron en la entrada de Cañuelas y les dijeron cómo llegar al Hospital”, contó Marcela Re, tía de Jennifer Milagros, de 11 años, una niña que vivió una dramática experiencia en el hospital municipal de Cañuelas.

La mujer –que se desplazaba en otro coche– tomó contacto con El Ciudadano para hacer público lo ocurrido. Dijo que la tarde de Navidad, en pleno viaje, la nena empezó a descomponerse al mismo tiempo que sufría convulsiones y un fuerte dolor de cabeza. Ingresaron a la Guardia del hospital Marzetti y fueron atendidos por un pediatra. A pesar de que le detallaron la crisis que había tenido la menor, el médico les ordenó, luego de revisarla, que se podían retirar. Pero a los pocos minutos la nena volvió a tener convulsiones, por lo que regresaron al consultorio.

“Nos hicieron esperar afuera del hospital, debajo de un árbol. Lamentablemente la nena tuvo el ataque otras dos veces más. Por un conocido de Cañuelas intentamos tener una mejor atención pero cuando llamó al hospital para pedir por la nena, le dijeron que no figuraba en los registros”.

Finalmente -y por intervención de otro profesional- fue internada en la madrugada. “Estaba en un lugar deplorable de higiene. En eso apareció otro doctor que con voz fuerte empezó a gritar ‘¿Qué hacen acá? Yo ya le di el alta’, acompañando con una serie de insultos y palabras discriminatorias por nuestra supuesta condición social. Además de decirnos esas cosas le ordenaba a un enfermera que le sacara el suero a la criatura, cuando nos habían dicho que debía pasar 24 horas en observación”, aseveró Marcela. Y luego agregó: “Yo estaba ciega por el modo en que nos estaban tratando y le arrojé unas cosas al médico”.

En medio de la discusión lograron comunicarse con la pediatra de Jennifer, pero los médicos del Marzetti no aceptaron hablar con ella para tener un mejor diagnóstico. Finalmente los padres de la niña resolvieron retirarse y viajar más de 300 kilómetros, con el riesgo de que se volviera a presentar una situación similar.

Horas más tarde fue internada en una institución de Carlos Casares, “donde estuvo 24 horas y recibió todos los estudios necesarios con asesoramiento de su pediatra de Junín”.

Marcela denunció además la escasa higiene que se observaba en la sala de atención del Marzetti, donde había colchones con manchas hemáticas y gasas sucias al alcance de la mano.

Al cierre de esta edición la tía indicó que la criatura fue sometida a una nueva tomografía y dada de alta luego de haberse detectado una disminución de la inflamación cerebral. La semana que viene será estudiada por un neurólogo.