26 Oct 2020

Muestra de madurez política en la provincia de Buenos Aires por el conflicto policial

Respaldo a la gestión del gobernador Daniel Scioli en el conflicto, fue expresado durante una reunión en Casa de Gobierno de la que participaron el presidente de la Cámara de Diputados nacional, Julián Domínguez, legisladores de bloques opositores nacionales y provinciales, y el vicegobernador Gabriel Mariotto

Scioli con fuerzas políticasEl gobernador bonaerense, Daniel Scioli, volvió este martes a hacer hincapié en la responsabilidad que tienen como funcionarios públicos los agentes de las fuerzas de seguridad, al señalar que «un policía no es un trabajador más», y se reunió con legisladores del oficialismo y la oposición que le manifestaron su respaldo tras el conflicto.

El mandatario renovó sus críticas a la huelga que durante casi dos días llevaron adelante los agentes y les recordó que un policía «no es un trabajador más».

«Celebro que hayamos superado a última hora» el conflicto, dijo Scioli luego de que el lunes los agentes llevaran a cabo la protesta.

En tanto, el respaldo a su gestión en el conflicto fue expresado durante una reunión en Casa de Gobierno de la que participaron el presidente de la Cámara de Diputados nacional, Julián Domínguez, legisladores de bloques opositores nacionales y provinciales, y el vicegobernador Gabriel Mariotto.

Tras la reunión, Scioli dijo que el encuentro «demuestra una gran madurez desde el punto de vista democrático» y destacó «que todas las fuerzas políticas estén respaldando la institucionalidad y las decisiones que fuimos tomando ayer con toda responsabilidad».

Sostuvo que «es el mejor homenaje que podemos hacer a 30 años de democracia, estar atentos cuando se genera alguna circunstancia como la del lunes que pone en vilo al conjunto de la sociedad, y que es necesario el respaldo de cada sector de la sociedad, de la vida política y de las organizaciones sociales».

Mariotto explicó a la agencia DyN que «fue un encuentro que propuso el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, quien llegó con la representación de todos los bloques e interactuamos con senadores y diputados provinciales en un respaldo institucional».

El diputado massista Felipe Solá expresó que «la policía no puede dejar a la gente indefensa porque tiene armas y se las han dado para que defiendan permanentemente al pueblo» y auguró por «encontrar una forma de tener diálogo de tipo salarial para evitar estos momentos».

«El gobernador tomó una decisión que creo que fue en tiempo acertado, si no esto hubiera empeorado en la noche», sostuvo Solá, y dijo no creer «en la desestabilización por parte de la policía, lo que sí creo es que hay crimen organizado».

Además, calificó de «infamia» la denuncia del gobierno nacional sobre instigación política en los saqueos y apuntó contra el secretario de Justicia nacional, Julián Alvarez, que acusó al massismo por los robos, al sostener que «fue una actitud irresponsable de un imberbe que no vale la pena comentarlo».

En ese sentido, admitió que «puede ser que haya policías que quieran voltear a un gobierno, pero el grueso actúa por una razón concreta, que es por el salario bajo» y aseguró que los incidentes ocurridos en todo el país «no tienen que ver con la fecha de los 30 años de democracia».

El diputado nacional de Nuevo Encuentro Carlos Raimundi señaló que «afortunadamente el entramado de la política logró resistir a los violentos y a los sediciosos. Siempre los intentos de desestabilización triunfan si hay sectores civiles y políticos que lo respaldan y aquí ha habido tal fortaleza de la política que deja aislado a estos sectores».

El jefe del bloque Frente Renovador en Diputados bonaerense, Jorge Sarghini, ofreció «todo nuestro esfuerzo para trabajar por la institucionalidad» y aseguró que desde la oposición «ponemos como prioridad la defensa de las instituciones políticas».

De la reunión participaron además el diputado Gerardo Millman (Frente Progresista) y los provinciales Fernando Navarro (Frente para la Victoria), Guillermo Britos (Unión Celeste y Blanco), Liliana Denot (Unión Cívica Radical) y Marcelo Díaz (Frente Progresista Cívico y Social), entre otros.