26 May 2019

Los desórdenes provocados por motociclistas constituído en verdadero problema social

En Trenque Lauquen no se logra poner freno a los desmánes que diariamente producen con escapes libres, velocidades extremas y falta de respeto a las autoridades. Las Radios de Trenque Lauquen, hablaron con el responsable de trànsito en Pellegrini

Motos en exhibiciòn Los escapes libres, la velocidad que desarrollan, los accidentes que protagonizan, la falta de respeto a las autoridades municipales encargadas del contralor y a la propia policía, por parte de grupos de motociclistas, en su mayoría jóvenes de edad, se ha convertido en un problema serio en distintas comunidades de todo el país. Trenque Lauquen, ciudad donde la venta de estos vehículos ha sido realmente importante, especialmente por el fácil acceso a las mismas por los planes de financiación vigentes, no está ajena a la problemática, la que viene siendo planteada a través de los medios de comunicación en forma permanente a través de los medios de comunicación y con denuncias ante las autoridades correspondientes. En esa comunidad del Oeste de la provincia de Buenos Aires, pese a la existencia de controladores municipales en la vía pública, los desmanes se siguen produciendo, y que el responsable del área pareciera tiene «quemado los papeles». Esta circunstancia motivó que este martes, Las Radios de Trenque Lauquen, consultaran a quienes tienen la responsabilidad de poner orden en esta materia en el distrito de Pellegrini, donde en los últimos tiempos se ha procedido a la incautación de decenas de motos.

El señor Víctor Ballestero, consultado sobre la políticas que se aplican para solucionar lo que se ha constituído en un auténtico problema, señaló que «en principio tenemos que definir al tránsito como una endemia social que nos está aquejando a todos, no solo a Trenque Lauquen, Pellegrini y otras ciudades. Es producto de una anomalía social que viene in crescendo. Por lo tanto, requiere de una fuerte presencia del Estado para que sea el ordenador».

El funcionario municipal señaló que «lo que estamos haciendo es un trabajo coordinado con la Policía Distrital, acompañados fuertemente por la Policía Departamental que a través de operativos sorpresa donde participan efectivos, incluso de distritos vecinos, se realizan en determinados horarios pico».

Ballestero acotó que «esto morigera las anomalías, pero no logramos llevar esto a cero. Continuamente hay que estar encima de la problemática». «Las circunstancias que se viven en el tránsito son heterogéneas. Hay que tener en cuenta que el respeto al individuo, al vecino y al prójimo, se ha ido perdiendo, por lo que que trabajar sobre esto. Para ello realizamos campañas de edcucación vial, en las escuelas y otros establecimientos».

«Cada quince días con la participación de la Departamental de la Policía con asiento en Güaminí, primero hemos realizado operativos sorpresa una vez por semana y ahora lo estamos haciendo cada quince días. Se les requiere a los motociclistas, la tarjeta verde, carnet obligatorio, seguro con comprobante de pago y patentes. Ante la falta de algunas de estas obligaciones se procede a la incautación del vehículo. En el transcurso de este año de enero hasta el día martes, tenemos aproximadamente 50 vehículos secuestrados», puntualizó Ballestero desde Pellegrini en el diálogo que mantuvo con AM 1280 y FM 88.5.

El funcionario luego de señalar que «soy consciente que la tarea en Trenque Lauquen que es una ciudad mucho más grande que Pellegrini, es titánica», indicó que «esto lo podemos poner en caja entre todos. Es necesario que todos tomemos conciencia. Los padres, a la hora de darle el volante a sus hijos, más si son menores; las autoridades como entes controladores; el Estado con su presencia; quien tiene que juzgar haciendo bien las cosas. Si no tomamos esa conciencia de comunidad, mirando para el costado, respetando al prójimo, no alcanzaremos a normalizar».