6 Abr 2020

Los cambios a la Ordenanza Impositiva de Trenque Lauquen para que sea aprobada habrían sido acordados, entre otros, con algunos concejales del Frente para Todos

Las autoridades municipales de Trenque Lauquen que vienen trabajando intensamente en el análisis de la Ordenanza Impositiva con distintos concejales y representantes de instituciones del medio habrían logrado unanimidad de criterios en el bloque que los representa. Los ocho integrantes de Juntos por el Cambio, también plantearon sus diferencias con algunos de los puntos, pero llegaron a acordar modificaciones. «Lo hicieron tratando de adecuar el ordenamiento legal a la situación por la que atraviesan la mayoría de los habitantes del distrito, como así también intentando sostener un sano equilibrio en la relación con sus pares de los bloques opositores», expresó un dirigente que fue interrogado por Infoecos en estas horas. «De todas maneras, no pudieron alcanzar su objetivo, y la ordenanza va a su tratamiento, conscientes de que sacarla no les será fácil», agregó.

Trenque Lauquen – Concejo Deliberante

Se supo que fueron protagonistas de muchas reuniones los concejales del Frente para Todos, Mónica Estévez y Pablo Larrosa. Los interlocutores fueron Fernández y Zambiasio, por el Departamento Ejecutivo, mientras que la voz cantante del bloque oficialista habría sido Francisco Recoulat. Hubo que limar decenas de diferencias, pero se habría concluido en que el incremento de tasas debe ser progresivo y que «deben pagar más, los que tengan mayor poder adquisitivo».

Teniendo en cuenta que uno de los puntos más cuestionados es la Unidad de Medida para cálculo de tasas (UMI) que se planteaba estuviera integrada por dos componentes: 60 por ciento salario municipal y 40 por ciento por el precio del gasoil, se habría acordado con los concejales de la oposición mencionada, una fórmula integrada en un 50 por ciento por el Índice de Variación Salarial y 50 por ciento por el Índice de precios al consumidor, estableciéndose que no podrán hacerse nuevos aumentos hasta el mes de septiembre.

Por otro lado, los concejales Estévez, Larrosa y Recoulat habrían acordado la creación de la Tarifa Social Municipal, donde se hace una reducción del 60 por ciento de las tasas a beneficiarios de programas sociales nacionales, provinciales y municipales; pensionados y jubilados que perciban en su conjunto hasta menor o igual hasta dos haberes de la jubilación mínima; personas con discapacidad que tengan pensión o salario; personas que cobren seguro de desempleo, inquilinos que reúnan los requisitos anteriores, que alquilen o deban abonar las tasas.

Las fuentes consultadas dieron cuenta también de acuerdo entre el oficialismo, los concejales mencionados y algún otro que podría sumarse en las próximas horas sobre la gratuidad de los Jardines Maternales para las familias que tengan hasta 3.5 salarios mínimo, vital y móvil; pago de menores tasas a los comercios cuyos propietarios acrediten ser de Trenque Lauquen; más alto el valor de las tasas para quienes más hectáreas posean; reducción a quienes pagan tasas excesivas por tener esquinas; mayor presión en materia de tasas a quienes tengan terrenos ociosos, exceptuando a entidades sociales y deportivas; aumento importante para la tasa de habilitación a entidades financieras y bancos; beneficios para que quienes más empleados tengan en la Tasa de Seguridad e Higiene. Con respecto al consumo de agua potable, tema que preocupa a toda la ciudadanía, se coincidió en que la Ordenanza Impositiva contemple que paguen menos los que menos lo hacen, y se incremente, de llegar a comprobarse, que hay aumento en el consumo por desperdicio.

Este viernes, entonces, será clave en el Concejo Deliberante. No solo para saber con que armas económicas podrá moverse el Ejecutivo de aquí en más, sino también para tener en claro como quedan acomodadas las fichas en el tablero político del distrito.