30 Nov 2020

Lo sucedido en la planta de Glencore en América enciende «alerta generalizada» en la región

Trascendió que, por estas horas, las oficinas de política ambiental de los municipios están trabajando a destajo con el propósito de verificar las condiciones en que se encuentran los depósitos de agroquímicos, en la mayoría de los casos, en zonas pobladas

América – Incendio en Glencore

Lo sucedido en la planta de Glencore el pasado sábado, donde se desató un incendio de proporciones en la zona de almacenaje de agroquímicos, sigue generando reacciones en el distrito de Rivadavia y por tratarse de un tema de especial importancia se expande al resto de la región. No son los municipios los responsables de la habilitación de esos espacios que poseen muchas empresas para el desarrollo de la actividad agropecuaria. Las decisiones las toman los organismos de control de la provincia. Esto fue reconocido por las propias autoridades municipales rivadavienses a poco de acontecido el suceso que obligó a la participación de varias dotaciones de bomberos de la región, como así también a alertar a la comunidad sobre posibilidades de contaminación ambiental.

El secretario de Gobierno del municipio, Mauro Mercado, en una conferencia de prensa que se concretó el mismo sábado, expresó que  «la planta de Glencore cuenta con habilitación de acopio de cereales, pero para agroquímicos el organismo de aplicación es el Ministerio de Agroindustria».

En muchos distritos del territorio provincial se debate el tema de las pulverizaciones y el uso de agroquímicos en los departamentos ejecutivos, concejos deliberantes y entidades relacionadas con la economía del campo, por lo que lo de Glencore alcanza mayor repercusión y se cuela en los despachos de intendentes, legisladores comunales y provinciales. Por lógica, en el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable y en la cartera que conduce Leonardo Sarquís. El mismo sábado, en los momentos previos y posteriores a la inauguración de la expo rural de Trenque Lauquen, en algunas charlas entre responsables de determinar políticas públicas se hablaba, y mucho, de lo acontecido.

Trascendió que, por estas horas, las oficinas de política ambiental de los municipios están trabajando a destajo con el propósito de verificar las condiciones en que se encuentran los depósitos de agroquímicos, en la mayoría de los casos, en zonas pobladas. Una fuente consultada por Infoecos, transmitió en la noche del lunes que «algunos ya piensan en que se deberá pensar en espacios físicos para albergar estos productos, a una distancia bien alejada de los centros urbanos, para descartar cualquier eventualidad».