21 Jul 2019

Las lluvias reducen la siembra de soja a 17,7 millones de hectáreas

En paralelo, las lluvias relevadas durante las últimas semanas en el norte del área agrícola nacional, demoran las labores de siembra de maíz con destino grano comercial. Los importantes acumulados provocan falta de piso, aunque aún quedan dos semanas de ventana de siembra del cereal. Por otro lado, los cuadros tempranos mantienen una muy buena condición de cultivo y buenas expectativas de rendimiento

A la fecha se estima que 200.000 hectáreas inicialmente destinadas al cultivo de soja, no podrán ser implantadas y sobre la superficie sembrada se calcularán las pérdidas durante las próximas semanas.

Se agravan los excesos hídricos sobre el litoral, imposibilitando la siembra en amplios sectores de Chaco, Santiago del Estero y el remanente de área por sembrar sobre el Centro-Norte de Santa Fe.

A la fecha se estima que 200.000 hectáreas inicialmente destinadas al cultivo de soja, no podrán ser implantadas y sobre la superficie sembrada se calcularán las pérdidas durante las próximas semanas. De esta forma la proyección de área cae a 17,7 MHa, igualando la superficie ocupada por el cultivo durante el ciclo previo, pero aún no se descartan mayores recortes en función de la evolución del clima durante lo que resta de la ventana de siembra.

En paralelo, las lluvias relevadas durante las últimas semanas en el norte del área agrícola nacional, demoran las labores de siembra de maíz con destino grano comercial. Los importantes acumulados provocan falta de piso, aunque aún quedan dos semanas de ventana de siembra del cereal. Por otro lado, los cuadros tempranos mantienen una muy buena condición de cultivo y buenas expectativas de rendimiento.

Finalmente, la cosecha de fina concluyó con un récord productivo de 23,1 millones de toneladas, cifra que se ubicó un 9 % superior al ciclo previo. Además, el cultivo de trigo también registró un nuevo récord en el volumen recolectado con 19 millones de toneladas, mientras que la cebada alcanzó el rendimiento más alto de los últimos 11 años con 43,3 qq/Ha y una producción que se elevó a 4,1 millones de toneladas por las óptimas productividades relevadas en el sur de Buenos Aires y La Pampa.