La senadora Baro reclamó a provincia por demorar en la entrega de información pública contable

La vicepresidenta de la comisión de presupuesto del senado afirmó que “ante la falta de información oficial, vemos obstaculizado claramente el rol de contralor que debe desempeñar el poder legislativo»

Baro, Malena
Baro, Malena
Mediante un proyecto ingresado en la Cámara Alta, la senadora por el Frente Renovador, Malena Baro, manifestó su preocupación por la demora de más de dos meses que presenta contaduría general de la provincia en remitir a la legislatura las ejecuciones presupuestarias de cierre de ejercicio 2014, y apuntó a la obstaculización de parte del ejecutivo provincial a la tarea legislativa, al no contarse con datos actualizados para realizar los controles en los gastos de los recursos que son de los vecinos de la provincia.

En ese sentido, Baro explicó que “la ley de administración financiera de la provincia, en su artículo 41°, determina que las cuentas del presupuesto de recursos y gastos cierran el 31 de diciembre de cada año, y con posterioridad a esa fecha no podrán asumirse compromisos ni devengarse gastos con cargo al ejercicio cerrado, y en el artículo 100° fija el plazo de presentación de la cuenta general del ejercicio, ante la Legislatura Provincial, dentro de los tres primeros meses de las sesiones ordinarias”.

Además, la legisladora por la cuarta sección electoral remarcó que “incumplido el plazo solicitamos que sea presentada la información de referencia en forma inmediata, sin dejar de mencionar que al mes de mayo de 2015, las últimas ejecuciones presupuestarias presentadas por contaduría general de la provincia es la que remite al mes de septiembre de 2014”.

En ese contexto, la vicepresidenta de la comisión de presupuesto del senado afirmó que “ante la falta de información oficial, vemos obstaculizado claramente el rol de contralor que debe desempeñar el poder legislativo, siendo notoriamente extemporánea los datos de la gestión con los que se dispone”.

Finalmente, Baro indicó que “llama la atención que se hable de un gobierno bonaerense abierto, transparente y con un presupuesto equilibrado y que tengamos que reclamar formalmente todos los años los legisladores por información que es trascendente para saber en qué y cómo se gastan los recursos de los vecinos bonaerenses.