20 Oct 2020

La presidenta Cristina dialogó con Rosa Pereira, vecina de Pehuajó

Lo hizo mediante teleconferencia desde Tecnópolis, en la entrega de viviendas del Barrio Hugo Chávez. Habló también con el embajador de Venezuela en la Argentina

Cristina en PehuajóLa presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, desde Tecnópolis y mediante teleconferencia dejó inaugurado el barrio de 109 viviendas denominado Hugo Chávez, en homenaje al recientemente fallecido presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

La Jefa de Estado dialogó con el Embajador de Venezuela en Argentina, que viajó especialmente a Pehuajó, Carlos Eduardo Martínez Mendoza. Lo mencionó por su seudónimo «Remache». Este últimó destacó la política de construcción de viviendas del gobierno nacional, a los ministros del gabinete nacional y puso especial énfasis en el intendente de Pehuajó, al señalar que «nos da este honor de que la barriada lleve el nombre de Hugo Chávez Frías».

El diplomático señaló además que «estoy seguro que si hay otro plano, otra dimensión de vida, de existencia, Hugo Chávez nos está viendo, porque por sobretodo el complejo habitacional y las personas que están recibiendo las viviendas dignas representan a ese pueblo al que él quiso tanto, no solo en nuestra Patria chica, sino en toda la Patria grande de América Latina y el Caribe. Seguramente está sonriendo, seguramente la está viendo a usted y a todos, dando las gracias. Seguramente con mucha humildad y dignidad todo el pueblo venezolano y la Revolución Bolivariana va a recordar este primer acto donde a un barrio se le está colocando el nombre de Hugo Chávez Frías».

Seguidamente y antes de continuar con otros lugares del país, la señora presidenta de la Nación habló con Rosa, adjudicataria de una de las viviendas.

La vecina de Pehuajó, Rosa Pereira, señaló ante Cristina Fernández de Kirchner que «quiero agradecerle. Estoy muy emocionada. Fue mi sueño tener mi casita y hoy la tenemos».

La primera mandataria le habló a Rosa, expresando que «quiero saludarte a vos y a todas las familias que han recibido su casa. Es el sueño de toda familia tener el techo propio. Es lo que nos han inculcado desde chiquitos. Saber que contamos con nuestra casa, nuestro refugio para estar con los hijos, para comer, para mirar televisión, para estar en familia. Es también un punto de unión. Vivienda y trabajo son los dos puntos centrales en la organización de una sociedad. Un beso muy grande para vos, tu hija, para las otros 108 familias que reciben este beneficio de la vivienda. Que tengan mucha felicidad».