La Policía de La Pampa mató a un cazador en Lonquimay: revuelo social y político

Dos policías de la subcomisaría de Lonquimay permanecen detenidos mientras se investiga la muerte del cazador de 38 años

Lonquimay camioneta cazadores
Lonquimay camioneta cazadores
Un policía mató a un cazador de liebres en la zona rural de Lonquimay. Ocurrió en la noche del domingo, en un presunto enfrentamiento en la zona rural ubicada entre La Gloria y Lonquimay. El cazador fue identificado como Santiago Garialdi. Llegó al hospital, trasladado por sus propios compañeros, con un tiro en la cabeza. Hay otro cazador herido, internado en el centro de salud de la localidad.

Los cazadores -que se dedican a la caza de liebre europea- son oriundos de General Pico.

La camioneta, en llanta, fue llevada al frente del centro de salud por los propios cazadores. El conductor, incluso, llegó con una pierna baleada.

Dos policías de la subcomisaría de Lonquimay permanecen detenidos mientras se investiga la muerte del cazador de 38 años. De acuerdo a la información publicada por Diario Textual, los dos uniformados fueron trasladados a Santa Rosa.

El Jefe de la Policía de La Pampa comisario general (R) Roberto Ayala dialogó con el programa ”Una Mañana y Pico” a través de LA RED PAMPEANA (95,7) donde manifestó ”ni bien tomamos conocimiento de lo sucedido, nos dirigimos a Lonquimay junto al Jefe de la UR I y al llegar al Hospital de la localidad, el personal médico nos dio la noticia del fallecimiento del cazador y las heridas del otro”.

Mas adelante Ayala señaló ”las otras dos personas que viajaban en la camioneta nos dijeron que la camioneta de la Policía los estaba esperando y cuando pasaron le dispararon en varias oportunidades. Uno de los disparos dio en la pierna del chofer y otro en la zona craneal del fallecido. Por otra parte otro policía dijo que habían recibido un llamado de un productor de la zona de La Gloria que alertaba sobre la presencia de los cazadores, que escaparon ante la presencia del policía del lugar”.

Sobre la situación de los involucrados el funcionario dijo ”hay dos efectivos detenidos e incomunicados” para agregar posteriormente ”el protocolo indica que la Policía debe hacer uso de elementos lumínicos y sonoros que cuenta la fuerza para alertar y persuadir a los infractores, perseguirlos si no se detienen, en caso de poder identificar al vehículo, dar aviso al lugar donde está radicado para que se le efectúe el acta correspondiente y solamente deben usar las armas en casos extremos”.

La agencia de noticias Télam publicó en su portal web de noticias agregan: «Un cazador fue asesinado y otro resultó herido tras ser atacados a balazos en un camino rural en inmediaciones de la localidad pampeana de Lonquimay, y por el hecho detuvieron a dos policías, informaron fuentes judiciales».

Un grupo de organizaciones sindicales y políticas, además de legisladores provinciales y nacionales, pidió públicamente al gobernador Carlos Verna que eche al ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, luego de registrado el caso de gatillo fácil sobre un cazador en Lonquimay.

Tierno, Juan Carlos
Tierno, Juan Carlos

«La política de ‘seguridad’ de Juan Carlos Tierno, lamentablemente, ya tiene su primera víctima de gatillo fácil», expresaron en un comunicado de prensa la Corriente Clasista y Combativa La Pampa, el Movimiento Pueblos y Naciones Originarios en Lucha, la Secretaría de Prensa CTA Autónoma La Pampa, la Secretaría de Género CTA Autónoma La Pampa, la Secretaría de Cultura CTA
Autónoma La Pampa y el PTP (Partido del Trabajo y del Pueblo) en el Frente Popular.

En tanto, la CTA-A Gral. Pico, Patria Grande General Pico, MTE, SiTEP, Corriente Universitaria La Mella, la Asamblea por los derechos de los niños, niñas y Adolescentes, la agrupación La Cámpora, la Organización Feminista Guapabanda, la Cooperativa Cultural La Comunitaria, Raquel Barabaschi y Pablo Cuello también pidieron su renuncia.

El diputado provincial Luis Solana (Frepam) pidió un «urgente esclarecimiento» de la muerte del cazador Santiago Garialdi. «La muerte del cazador en Lonquimay llevó a su punto culmine la política de seguridad implementada por el ministro (Juan) Tierno y que tiene como base el abuso de poder. Este es el primer muerto que deja esta política de seguridad desarrollada desde que asumió Carlos Verna la gobernación y que ahora con esta tragedia deja en evidencia las nefastas consecuencias que ya habíamos advertido que iban a ocurrir», dijo.

«Estoy destruido, destruyeron a una familia y a mí también, porque que te maten a un compañero de trabajo y amigo no es algo lindo y mucho menos que fue sin razón, porque estábamos cazando por una calle vecinal y estaban entre unas plantas escondidos en una calle… Nos acribillaron a la pasada sin poner una baliza o dar una voz de alto, sin nada». Lo dijo Mario Arroyo, quien acompañaba al fallecido Santiago Garialdi, en Radio 5.

Garialdi foto extraida de Facebook
Garialdi foto extraida de Facebook

«Encima cuando paramos y los llamamos se dispararon y nos abandonaron –agregó-. Fuimos al hospital de Lonquimay que estaba a unos 10 o 15 kilómetros, estuvimos dos horas y no llegó la Policía ni nadie, una locura».

Dijo que ellos no dispararon con su carabina. «No, para nada, si nosotros ni siquiera los habíamos visto, estaba todo oscuro», expresó.

El diputado nacional Francisco Torroba (FrePam-UCR) también hizo público su pedido de renuncia del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno.