6 Abr 2020

La Pampa: Dos años de cárcel por violencia de género

La sentencia fue firmada por el juez de Audiencia, Andrés Olié, a partir de un pedido conjunto del fiscal Facundo Bon Dergham y el defensor particular Carlos Pérez Funes (h). El propio imputado –que permanece libre, aunque con restricciones de acercamiento– aceptó su culpabilidad en los delitos de privación ilegal de la libertad, cometida con violencia en concurso ideal con amenazas agravadas por el uso de arma. Fuente sin modificaciones: www.diariotextual.com

Violencia de Género
Violencia de Género
Mario Fernando Palacios, un jornalero de 38 años, fue condenado este lunes a dos años de prisión de cumplimiento efectivo por un caso de violencia de género en perjuicio de su ex pareja, ocurrido en octubre de 2012. A través de un juicio abreviado quedó demostrado que agredió físicamente a la mujer y que la mantuvo privada de su libertad por varias horas.

La sentencia fue firmada por el juez de Audiencia, Andrés Olié, a partir de un pedido conjunto del fiscal Facundo Bon Dergham y el defensor particular Carlos Pérez Funes (h). El propio imputado –que permanece libre, aunque con restricciones de acercamiento– aceptó su culpabilidad en los delitos de privación ilegal de la libertad, cometida con violencia en concurso ideal con amenazas agravadas por el uso de arma.

Los hechos concurrieron el 20 de octubre de 2012 a partir de las 19, mientras la ex pareja de Palacios caminaba con sus hijos pequeños por Raúl B. Díaz y Callaqueo. El agresor la obligó por la fuerza a subir al camión que conducía, junto a los chicos, y la trasladó a un descampado por la zona de Obras Sanitarias, donde le dio golpes de puños en la cabeza y le colocó, por unos minutos, un cuchillo en el cuello mientras la amenazaba de muerte.

Ella quiso escapar, pero él se lo impidió. Entonces volvió a subirla al vehículo y la llevó hasta su casa del barrio Los Hornos, Allí volvió a agredirla físicamente y la mantuvo encerrada contra su voluntad hasta la mañana siguiente, cuando la madre de la víctima llegó al lugar. La mujer estuvo unas doce horas privadas de su libertad.

El procedimiento de juicio abreviado fue requerido por las partes a mediados de diciembre, el mismo día en que iba a desarrollarse el juicio oral y público contra Palacios, quien había sido declarado en rebeldía y se había solicitado su detención porque en varias ocasiones no había podido ser hallado para notificarlo de las audiencias.

En noviembre de 2012 hubo un primer pedido de juicio abreviado –con la actuación de otro fiscal–, pero la jueza María Mónica Rivero lo rechazó porque entendió que necesitaba un mejor conocimiento de los hechos o porque discrepó con la calificación legal.

La magistrada entendió que en la investigación no se había tenido en cuenta la situación de violencia de género y que, al recortarse la realidad de lo sucedido, iba a perjudicarse a la víctima. En aquel entonces se pidió una pena para Palacios a seis meses –bajo el régimen de prisión nocturna– por los delitos de lesiones leves, amenazas simples y privación ilegal.