La muerte de Miguel Angel Gambier conmovió al mundo del fútbol, a su comunidad y a la región

La noticia de su muerte, acaecida el miércoles, tuvo una amplia repercusión a nivel nacional e inclusive internacional. En las redes sociales expusieron su tristeza los directivos de instituciones por las que pasó, como así también ex compañeros y amigos. Supo granjearse el afecto, producto de su simpleza y una actitud siempre relacionada con las buenas actitudes

 

 

Gambier, Miguel Angel
Gambier, Miguel Angel

Pellegrini despidió, este jueves, a su ídolo máximo: Miguel Angel Gambier. El «Enano» como se lo conocía en su Pueblo y que pasó por el fútbol amateur y profesional, deja un recuerdo imborrable en quienes tuvieron la oportunidad de verlo jugar y conocerlo.

La noticia de su muerte, acaecida el miércoles, tuvo una amplia repercusión a nivel nacional e inclusive internacional. En las redes sociales expusieron su tristeza los directivos de instituciones por las que pasó, como así también ex compañeros y amigos.

Supo granjearse el afecto, producto de su simpleza y una actitud siempre relacionada con las buenas actitudes.

El tesorero de Huracán de Pellegrini, donde se inició y culminó su carrera deportiva, Jorge Bermejo, manifestó en Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 – FM 88.5 – FM 93.1) que «la comunidad, más allá de que este es el destino de todos, está muy dolorida. Se pierde a un auténtico grande, en todo sentido». «Seguro, pese a nuestro dolor, debe estar en un lugar muy feliz, porque las demostraciones de afecto han sido enormes», apuntó. Señaló también, en torno a su personalidad, que «por más que estuviera jugando en los grandes equipos nunca perdió su humildad, su alma de pueblo, sus amistades, pasar y tomar mate con los amigos de siempre. Se dedicó a su familia, a sus hijos».

Bermejo concluyó indicando que «para Huracán fue lo máximo. Creo que no se lo puede comparar con nada. Nos llevó a los más altos niveles. Por donde pasó dejó su marca. Una lástima su pérdida. Un tipo joven. Tenía 57 años».

En el sitio http://eldictamen.mx/, a raíz de haber jugado en Los Tiburones Rojos de Veracruz se escribe que «Gambier atravesaba un complicado cuadro de salud que se hizo público la semana pasada. En declaraciones a FM Sol, su hijo Rodrigo comentó que “en el 2013 le detectaron un cáncer en el estómago y lo debieron operar, después de eso le hicieron sesiones de quimioterapia y después la enfermedad le salió en el peritoneo”.

Gambier, Miguel Angel en Colón de Santa Fe
Gambier, Miguel Angel en Colón de Santa Fe

Jugó para Deportivo Morón, Independiente, Platense, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Tiburones Rojos de Veracruz, Rosario Central, Lanús, Colón de Santa Fe, Los Andes, Costa Brava de General Pico y Huracán de Pellegrini y se retiró en 1998.

En Colón de Santa Fe, donde convirtió 30 goles en 62 partidos, el pasado 10 de septiembre recibió el apoyo de los jugadores sabaleros, que salieron al campo de juego con una bandera de “¡Fuerza Pampa!”. Y él devolvió el cariño con una carta. “Hace bien saber que lo que uno aportó provocó recuerdos inolvidables en cada uno de ustedes y crean que ustedes en mí también dejaron huellas que jamás se borrarrá”, escribió Miguel Gambier».

El intendente municipal de Pellegrini, Guillermo Pacheco, publicó una nota en la red social Facebook donde expuso textualmente:

A la tristeza que como todo pellegrinense siento por la injusta partida del Enano, se suma la desazón por no poder estar allí, en el pueblo, para despedirlo junto a su familia, amigos y vecinos, ya que desde ayer a la mañana estoy en Buenos Aires haciendo gestiones y manteniendo reuniones acordadas con anterioridad. Me disculpo por eso.

Nos deja físicamente el Enano, pero nunca se irá. Seguirá vivo eternamente en la memoria de Pellegrini y no solo por su brillante carrera profesional que, de paso, hizo que el nombre de nuestro pueblo se conociera por todos lados. De él nos queda como espejo a mirar su sencillez, su humildad, su perseverancia, su fortaleza, su don de gente, su ir siempre al frente en el fútbol y en la vida. Chau Enano, hasta siempre.

El responsable de esta página, Jorge Matheus, lo despidió con un post en la red social Facebook y leído en Las Radios de Trenque Lauquen:

No fui su Amigo.

Sentía enorme admiración por él.

Con intensidad viví su prueba en Racing Club de Avellaneda, que se encargó de frustrar.

Conversé largo y tendido con los directivos de Huracán de Pellegrini, cuando lograron convencerlo de su incorporación a Deportivo Morón.

Si la memoria no traiciona, creo haber relatado alguno de sus goles en las canchas de clubes de la Liga Trenquelauquense.

Sus largas charlas, ya consagrado en el fútbol profesional, en el gabinete de podología de mi Madre que le aniquilaba los callos plantales, alguna que otra uña encarnada.

Gambier, Miguel Angel
Gambier, Miguel Angel

Lo quise y quiero entrañablemente porque supo tener la humildad de los grandes.

Ante estas circunstancias siempre surgen palabras emocionadas que emocionan a otros. Esta noche no puedo. Solo pude retrotraerme a sus inicios en el fútbol grande y su paso por el querido Globito.

Lo único que brota es lo anterior, porque como la mayoría de quienes tuvieron la oportunidad de tratarlo, estoy profundamente triste.

Seguirá siendo el «Enano» Gambier (lo de Pampa, fue un seudónimo que le pusieron relatores de Buenos Aires) una de las glorias que parió su Madre y que vio crecer, desarrollarse, el Pueblo donde nací.