22 Sep 2021

La importancia social del Derecho de Autoprotección

El crecimiento de la relevancia que tiene la Autoprotección en la comunidad se da en un contexto que muestra que, en las últimas décadas, se dio un proceso de cambio social y jurídico que ha colocado a la persona como único y principal objetivo del derecho. Por: Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires.

Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires
Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires
Cobra cada vez más relevancia y crecen las consultas sobre el Derecho de Autoprotección, que se instala como una opción para quienes desean dejar expresado por anticipado qué quieren hacer con su vida y sus bienes ante una eventual pérdida de su capacidad de decisión.

“Los actos de autoprotección o directivas anticipadas, considerados un derecho común a todo ser humano, son actos voluntarios, expresados en forma inequívoca por una persona, que contienen previsiones y directivas relacionadas con todos los aspectos de su vida, para que sean ejecutados en el caso de que en algún momento la persona se encuentre imposibilitada de decidir por sí misma”, explicaron los especialistas del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires.

Ejemplo de tales decisiones son las que se pueden tomar en cuanto a la atención médica; la disposición y administración de los bienes; el lugar donde vivir y quienes lo acompañarán; la aceptación o rechazo de tratamientos médicos; el lugar y las condiciones de internación, o las personas que podrán decidir con respecto a su salud, entre otras.

El Colegio de Escribanos bonaerense creó en el año 2005 el primer Registro de Actos de Autoprotección del país, que a su vez sirvió de modelo para los nuevos registros que posteriormente se fundaron en varias provincias. Allí se inscriben los Actos de Autoprotección plasmados en escrituras públicas otorgadas en sede notarial, que contienen el detalle de las necesidades e inquietudes de cada persona en cuanto a su proyecto de vida y a su deseo de seguir siendo protagonista de la misma, aun cuando las circunstancias le impidan el gobierno de su persona y de sus bienes.

Una vez realizado el Acto de Autoprotección, el mismo puede ser consultado exclusivamente por el otorgante o por las personas expresamente habilitadas para ello.

De esa manera, con la inscripción en los Registros antes mencionados, se refuerza la validez de este derecho, ya que los terceros que deben decidir en casos puntuales, como jueces, médicos y familiares, pueden conocer, sin lugar a dudas, las directivas dispuestas por la persona.

El crecimiento de la relevancia que tiene la Autoprotección en la comunidad se da en un contexto que muestra que, en las últimas décadas, se dio un proceso de cambio social y jurídico que ha colocado a la persona como único y principal objetivo del derecho. La Constitución Nacional, los tratados internacionales sobre derechos humanos aprobados por nuestro país, la legislación y la jurisprudencia, avalan la legalidad y eficacia del Derecho de Autoprotección como el derecho humano a decidir para el futuro ante una eventual pérdida del autogobierno.

www.colescba.org.ar