20 Oct 2020

La gobernadora se defendió de las acusaciones porque vacacionó en México y adujo haber tenido un año difícil

La mandataria bonaerense afirmó que, «como gobierno de la Provincia, estuvimos presentes desde un primer momento» en las localidad afectadas por las inundaciones y remarcó que, allí, «se hizo todo lo que había que hacer en la emergencia»

Vidal con Macri
Vidal con Macri

La gobernadora bonaerense aseguró que su gestión estuvo «desde el primer momento presente» en las localidades afectadas la semana pasada por las inundaciones y que allí se hizo «todo lo que había que hacer en la emergencia», y defendió la semana de descanso que se tomó junto a sus hijos en México al afirmar que se trató de un año «muy difícil» y con «mucha dificultad personal».

La mandataria bonaerense afirmó que, «como gobierno de la Provincia, estuvimos presentes desde un primer momento» en las localidad afectadas por las inundaciones y remarcó que, allí, «se hizo todo lo que había que hacer en la emergencia», en tanto actualmente se encuentra en marcha el operativo «vuelta a casa», coordinado por el Ministerio de Salud provincial.

En este sentido, indicó que tanto el vicegobernador a cargo de la Gobernación durante su ausencia, el radical Daniel Salvador, como «los ministros de las áreas que correspondían» estuvieron «en el lugar desde el primer momento» en el que se produjeron las inundaciones que afectaron a distintas localidades bonaerenses.

«Se hizo todo lo que había que hacer en la emergencia, como estuvimos siempre y como vamos a seguir estando», sostuvo Vidal, quien, no obstante, remarcó que «esto no se resuelve en un día o dos, sino trabajando todo el año».

«Cuando llegamos, había 39 colchones en un depósito para emergencias; hoy hay más de 60 mil. Tenemos capacidad de respuesta en cada lugar que la provincia necesite. Tenemos que trabajar en lo profundo; lo más importante es invertir en las obras», destacó Vidal.

En su contacto con la prensa, la gobernadora salió también al cruce de quienes, desde la oposición, la criticaron por haber permanecido de vacaciones cuando se produjeron las inundaciones, y sostuvo que se trataron de «seis días de descanso con mis hijos después de un año muy difícil, con muchos cambios para ellos y para mí, con dificultades y habiendo pasado situaciones de mucha dificultad personal».