La escribanía donde se casaron Perón y Eva se incorpora al Patrimonio Cultural de Buenos Aires

La diputada del Frente para la Victoria y oriunda de la localidad de Junín, Rocío Giaccone, le dijo a Télam que «es importante poner en valor la historia y el lugar donde dos de los referentes históricos de nuestro movimiento sellaron el compromiso, no solo de unirse en matrimonio, sino también, de fundirse en el amor por la patria y por su pueblo». El edificio, ubicado en la Avenida J. I. Arias N° 154 de la ciudad de Junín, será incorporado de esta forma al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires

Giaccone, Rocío
Giaccone, Rocío
La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó la declaración como bien de interés histórico arquitectónico el inmueble conocido como «Escribanía Ordiales», donde se confeccionó el acta de matrimonio civil entre Juan Domingo Perón y Eva Duarte de Perón.

El edificio, ubicado en la Avenida J. I. Arias N° 154 de la ciudad de Junín, será incorporado de esta forma al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

La diputada del Frente para la Victoria y oriunda de la localidad de Junín, Rocío Giaccone, le dijo a Télam que «es importante poner en valor la historia y el lugar donde dos de los referentes históricos de nuestro movimiento sellaron el compromiso, no solo de unirse en matrimonio, sino también, de fundirse en el amor por la patria y por su pueblo».

Giaccone, que es la impulsora del proyecto, agregó que «para Junín representa un lugar físico, como así también un espacio de memoria, de afecto, de recuperación del compromiso con los otros, que no podemos dejar de valorar. Es un lugar simbólico que forma parte de la historia, no solo de Junín, sino de todo un pueblo que amó a Eva y a Perón».

El inmueble atravesaba por un rápido proceso de deterioro derivado de su desuso.

Su remodelación ha respetado el estilo de construcción original en su parte externa, así como las características y ambientación de la sala en la que se casaron Juan Perón y Eva Duarte.

Según remarca el proyecto de ley, «la incorporación de este inmueble al patrimonio cultural pretende preservar el testimonio físico que hace al pasado histórico de nuestro país».