21 Oct 2020

La creación de una Contribución Extraordinaria en el distrito de Trenque Lauquen repercute en distintos lugares del país

Sigue teniendo una marcada repercusión en diferentes medios de comunicación del territorio bonaerense e inclusive de otros lugares del país, el proyecto aprobado por el Concejo Deliberante de Trenque Lauquen para la creación de una Contribución Extraordinaria que permite la conformación de un fondo de emergencia sanitaria. Se da por descontado que el mismo será aplicado, a partir de que el próximo viernes lo aprobará la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

Concejo Deliberante de Trenque Lauquen

El proyecto elaborado por dos concejales del Frente para Todos, en la última sesión del cuerpo contó con el respaldo de Juntos por el Cambio, corriente que gobierna en el distrito. No logró el aval de la totalidad de los ediles opositores. Muchos de ellos se manifestaron en contrario y también hicieron lo propio cuatro ediles que pertenecen al Frente Renovador, y al Movimiento de Renovación y Cambio/UCR.

El mandatario comunal, doctor Miguel Fernández, se mostró complacido por la decisión adoptada por once de los ediles y en declaraciones públicas rescató la postura que asumieron integrantes de la principal fuerza opositora en el concejo.

El proyecto, como ya se ha informado desde este sitio, tuvo resistencia además desde sectores empresarios, muy especialmente la Cámara de Comercio.

La contribución extraordinaria está dirigida a los sectores de mayores recursos. Estos sectores deberán aportar una suma de dinero por única vez a repartirse en tres cuotas, desde el mes de agosto y hasta fin del año 2020.

En la resolución se explica que quedan incluidos los supermercados con más 150 de metros cuadrados; entidades financieras; industrias de más de 100 empleados; titulares que posean 5 o más inmuebles, mayoristas y empresas de telefonía, internet y cable.

El concejal Pablo Larrosa, del Frente para Todos, autor del proyecto manifestó oportunamente que «la estimación es recaudar entre los 8 y 9 millones de pesos dependiendo de los porcentajes de cumplimiento y es un proyecto que va en la misma línea que el proyecto de ley de impuesto a la riqueza anunciado por el gobierno nacional y del fondo de asistencia municipal creado por el gobernador Kicillof». 

«Es una contribución que afecta a los vecinos que manifiestan una solvencia patrimonial importante y a empresas que, mayoritariamente, no son del distrito y facturan elevadas sumas mensuales, por ejemplo, solo para el sector de telefonía celular e internet, se estiman 30 millones de pesos mensuales de facturación en el distrito», expuso. 

«En definitiva es una contribución que pretende que los que más pueden ayuden a los que menos pueden, entiendo que este debe ser uno de los ejes de administración de un estado solidario y comprometido con la realidad», apuntó.