8 Mar 2021

La CAME concretó la anunciada presentación de amparo contra el incremento del gas para Pymes

El Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial las resoluciones 3.960 y 3.961 del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), que llevan la firma de su interventor, David Tezanos González. Las empresas distribuidoras deberán establecer el vencimiento de la primera cuota a partir del mes de septiembre de 2016

 

Chimeneas
Chimeneas

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) presentó una acción de amparo colectiva o de clase ante la justicia federal de San Martín, en el que solicitó que se declare la nulidad de los artículos que determinaron el incremento del gas para las organizaciones productivas y comerciales, que quedaron excluidas del fallo de la Corte Suprema de hace una semana debido a que esa presentación hizo foco en la situación de los usuarios residenciales.

En ese contexto, el Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial las resoluciones 3.960 y 3.961 del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), que llevan la firma de su interventor, David Tezanos González.

La Resolución 3961/2016 estableció que para las facturas atrasadas o no emitidas desde el 1 de abril, «las prestadoras deberán brindar a los usuarios la posibilidad del pago de los montos adeudados en cuatro cuotas mensuales consecutivas, iguales y sin incluir intereses hasta el momento de la facturación».

Las empresas distribuidoras deberán establecer el vencimiento de la primera de dichas cuotas a partir del mes de septiembre de 2016, en tanto que «los montos abonados en exceso por los usuarios, deberán ser acreditados comenzando en la primera factura que se emita a partir de hoy y en las siguientes facturas, hasta reintegrar por completo la diferencia».

Asimismo, el ente regulador remarcó que por los próximos 60 días «las empresas prestatarias del servicio no podrán aplicar los mecanismos de notificación de deuda previo al corte de suministro por falta de pago» de las facturas emitidas desde el 1 de abril.

Por su parte, la Resolución 3960/2016 fijó para el sector industrial y comercial un tope de 500% de incremento, y establece que en los casos en que no hubiera posibilidades de comparación con consumos anteriores, las facturas «no podrán superar en más de 6 veces al monto con impuestos que hubiere correspondido facturar, con ahorro en su consumo de entre el 5% y el 20% respecto a igual bimestre/mes del año anterior».

Durante la jornada, la CAME concretó la anunciada presentación de amparo contra el incremento del gas ante el Juzgado Federal en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo 1 de San Martín.

En representación del Comercio, Industria, la Producción y el Turismo Pyme, el amparo solicita que «se declare la nulidad y, en su caso, invalidez constitucional», de las Resoluciones 28/2016 y 31/2016 que imponen el esquema de incremento del servicio público del gas, y todo otro aumento dispuesto en los cuadros tarifarios.

Asimismo, pide «que dicha nulidad en consonancia con lo resuelto por la Corte Suprema de Justicia sea extensible a los usuarios comerciales, industriales, de la producción y turismo de todo el país» y «que se disponga un nuevo esquema de precios y tarifas para el servicio de suministro de gas, con arreglo a la Constitución y a la legislación vigente».

Anoche, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que el Gobierno concurrirá a la Audiencia Pública para fijar incrementos en las tarifas domiciliarias del gas con «una propuesta consensuada con los gobernadores, los consumidores y otras fuerzas políticas», y afirmó que los subsidios a la energía «deben ir a los sectores menos favorecidos».