2 Dic 2020

La Cámara de Diputados aprobó la adhesión de la Provincia de Buenos Aires a la Ley Nacional sobre Inversiones para Bosques Cultivados

La iniciativa fue presentada a partir de las modificaciones introducidas a la Ley Nacional 25.080 por las disposiciones de la Ley Nacional 27.487, a los fines de prorrogar el régimen que promueve inversiones para bosques cultivados con aportes no reintegrables y beneficios fiscales entre otras tantas disposiciones

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó este jueves la adhesión de la Provincia de Buenos Aires a la Ley Nacional Nº 25.080 y sus modificatorias sobre Inversiones para Bosques Cultivados, con el objetivo de extender y hacer efectivas sus disposiciones y beneficios en el territorio bonaerense.

“La adhesión a la ley nacional de inversión forestal representa la consolidación de una política de Estado relacionada no sólo al impulso del sector foresto-industrial, sino además y fundamentalmente al cuidado del medio ambiente”, subrayó la diputada de Juntos por el Cambio e impulsora del proyecto Vanesa Zuccari. 

La iniciativa fue presentada a partir de las modificaciones introducidas a la Ley Nacional 25.080 por las disposiciones de la Ley Nacional 27.487, a los fines de prorrogar el régimen que promueve inversiones para bosques cultivados con aportes no reintegrables y beneficios fiscales entre otras tantas disposiciones. “Por lo tanto, para actualizar los programas y planes resulta necesario sancionar esta nueva adhesión”, explicó Zuccari.

En ese marco,  señaló que “promover la forestación implica pensar en la adopción de formas de producción más sustentables, como la silvicultura, y desarrollar sistemas alimentarios sostenibles que contemplen producciones silvopastoriles integradas al ejido urbano”.

Durante la exposición de los lineamientos del proyecto en el recinto de la Cámara baja bonaerense, Zuccari puntualizó: “Desde la perspectiva ambiental, la forestación es una de las principales soluciones para mitigar los efectos del cambio climático. Asimismo, en materia productiva el sector foresto-industrial representa una de las actividades con mayor potencial para el desarrollo y la generación de empleo genuino en nuestra provincia”. 

“Impulsar una normativa de esta relevancia en el territorio de la Provincia de Buenos Aires nos insta a asumir el desafío de recuperar la superficie forestada, contribuyendo a la materialización de un compromiso ambiental internacional que nuestro país asumió, tanto en la adhesión a los objetivos propuestos para alcanzar el Desarrollo Sostenible que promueve Naciones Unidas, como en la firma del convenio en el marco del Acuerdo contra el Cambio Climático de París”, agregó la diputada. 

En esa línea, detalló que “a nivel mundial, se evidencia una creciente demanda de productos forestoindustriales no solo por moda, sino por la percepción y conciencia frente al impacto que genera el cambio climático”, y resaltó: “En virtud de esto es que la población mundial busca alternativas bajas en carbono y opta por productos amigables con el ambiente y por ello, una gran oportunidad se abre hoy para nuestra provincia”. 

“Esta acción debe seguir erigiéndose como política de Estado, y garantizar la promoción sostenible de la industria forestal es parte de esto”, finalizó Zuccari.