20 Ene 2020

Kicillof se mostró contrariado con la oposición por la postura que asumió en torno a la Ley Impositiva

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, al término del acto donde se suscribió el Plan Nacional «Argentina contra el Hambre», formuló declaraciones a la prensa relacionadas con la aprobación de la Ley Impositiva, donde Juntos por el Cambio hizo prevalecer su mayoría en el senado.

Magario, Kicillof y Otermín

Al principio recordó cuál fue el pedido que le realizó a la oposición: “Yo pedía compresión y responsabilidad de la oposición porque ellos tienen una mayoría en Senadores, así que si quieren sólo aprueban las leyes que les gustan a ellos. Eso hicieron durante los últimos cuatro años: aprobar las leyes como les gusta a ellos y así estamos”. 

Luego detalló cómo sigue la conformación del proyecto oficial tributario: “Nosotros incluimos una ley impositiva que lo único que hacía era mantener los mismos recursos del año pasado con Vidal, nada más que con una inflación del 55%. Distribuido un poquito mejor: que pague un poquito más el que más tiene; y que pague un poquito menos el que menos tiene. Este era simplemente el planteo, muy sutil, muy sencillo y armaron un escándalo: que impuestazo, que no se iba a poder pagar. Y cuando fueron a votar defendieron a determinados sectores: los operadores de cable, los grandes importadores y exportadores, por eso lo que votaron en la Cámara de Senadores. Nosotros no lo votamos pero en Diputados, cuando volvió, lo aprobamos porque nos quedábamos sin ley tributaria. Afortunadamente, el tema ya está cerrado: tenemos una ley tributaria pero no se cumplió lo que yo les pedía”. 

Ante la consulta sobre si la Provincia terminó desfinanciada con la aprobación de la reforma fiscal, el mandatario provincial dijo que “hablamos de un impacto que puede ser de 4.000, 5.000, 6.000 o 7.000, porque le pusieron un descuento a las propiedades más caras de la Provincia que pagan en primera cuota. Sí se perdieron recursos, yo creo que no era conveniente. Se beneficiaron a determinados sectores que, la verdad, podrían haber hecho ese esfuerzo porque no pasaba por ahí la cuestión. Si el aumento se aplicaba tal como habíamos dicho, era el promedio de la inflación del año pasado». 

Y explicó que “las propiedades y los campos más chiquitos mucho menos que el año pasado; y los más grandes un 12%, en términos reales, porque es comparar cuál hubiera sido el aumento de la inflación y cuál hubiera sido el otro aumento. Bueno, quedó eso pero le pusieron un descuento mayor a las propiedades más caras”.

Eso no hacía falta. Vimos que finalmente que cuando votaron, votaron a favor de esos intereses pero está bien que ellos como fuerza política representen a esos intereses. Está bien que representen a los grandes importadores, lo quiero decir es que tenemos estas urgencias nosotros, estamos en otro capítulo”, añadió el gobernador.

Consultado sobre si con los recursos que ahora tendrá, le servirá para administrar la Provincia, Kicillof dijo: “No, estamos con los mismos recursos que el año pasado. En 2019 dejaron cerca de 50.000 millones de pesos de déficit, entre primario y financiero, porque sobre todo, la gran carga, son 150.000 millones de pesos que hay que pagar de intereses y vencimientos de deuda, por la política de endeudamiento, que no quiero calificarla. Lo único que digo es que nos dejan a nosotros 11.000 millones de dólares de deuda y, de ese monto, 9.000 millones vamos a tener de vencimiento en cuatro años». 

El mandatario provincial continuó hablando de la deuda: “Está mal hecho eso, y caen (los vencimientos) desde enero eso. Nosotros ya llamamos a los acreedores, que son todos en dólares, todos del exterior. Mucho con ley extranjera. Han hecho lo que no hay que hacer con la deuda pública pero ya está, ya la gente votó otra cosa. Ahora nosotros tenemos que abordar el problema sin que impacte en estas realidades: hay que reactivar el consumo. Mañana (por el viernes) voy a estar lanzando el plan para este verano en San Bernardo”.

Y agregó: “De hecho, no paramos de trabajar. Lo que sí paramos son los aumentos de luz y los aumentos de peaje. Eso sí va a favorecer la temporada. Está bien, cada uno representa lo que tiene que representar, es una discusión política. Si me parece que disfrazar esto de un impuestazo, cuando si salía exactamente como lo mandamos recaudábamos lo mismo que Vidal, es el impuestazo más triste del mundo. Ponés un impuestazo y recaudás lo mismo. Entonces impuestazo no hay. ¿Qué era muy grande para los sectores medios? Ya quedó claro que no era un problema para los sectores medios que pagan 2.000 pesos más o 5.000 pesos más pero en cuotas, a lo largo del año. Entonces calificarlo de impuestazo fue una maniobra política”.

Sobre la actitud de la oposición, el gobernador dijo: “Me parece que en cuatro años ni un músculo de la cara se les movió cuando venían aumentos de luz, de gas, de 2.000 por ciento, y no es chicana. Y ahora estaban rasgándose las vestiduras para defender a los sectores que ahora nosotros tenemos que ir a rescatar del desastre que ocurrió cuatro años en la Argentina”. 

Para finalizar, Axel Kicillof dejó en claro: “Como no estoy en campaña digo: gracias por haber aprobado el proyecto, sigamos adelante. Beneficiaron a los que tenían que beneficiar, traten de explicarlo como puedan pero no disfracen esto ni de un impuestazo y de un problema con los sectores medios porque no lo es. Era para defender a los cambios que introdujeron en el Senado”.