24 Nov 2020

Kerry regresó de Medio Oriente sin encauzar el acuerdo de paz

Un portavoz de la embajada estadounidense en Tel Aviv citado por la agencia EFE señaló no se sabe con exactitud cuándo volverá Kerry a la región, pero algunos medios locales -entre ellos el diario Maariv-, señalaron que el jefe de la diplomacia estadounidense regresará el próximo fin de semana

KerryEl secretario de Estado norteamericano, John Kerry, regresó este lunes a su país desde Medio Oriente tras 5 días de visita a la región, sin lograr su objetivo de alcanzar un acuerdo marco que guíe las conversaciones de paz retomadas entre israelíes y palestinos en pasado julio.

En Jerusalén, tras un paso relámpago por Riad y Amán, y antes de emprender el regreso, Kerry aseguró a periodistas que se lograron «algunos progresos» y que todos los temas en disputa «están sobre la mesa», entre ellos la delimitación de fronteras, el futuro de los refugiados y de Jerusalén y los mecanismos de seguridad.

Un portavoz de la embajada estadounidense en Tel Aviv citado por la agencia EFE señaló no se sabe con exactitud cuándo volverá Kerry a la región, pero algunos medios locales -entre ellos el diario Maariv-, señalaron que el jefe de la diplomacia estadounidense regresará el próximo fin de semana.

Durante la visita, kerry se reunió tres veces con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y dos con el presidente palestino Mahmud Abbas, para abordar cuestiones tan espinosas como la soberanía de las partes sobre el valle del Jordán, los recelos de Israel sobre el grado de compromiso con la paz y los temores palestinos a que las negociaciones sean marcadas por la agenda israelí.

Kerry quiere lograr que las partes aseguren los puntos clave de un futuro acuerdo de paz, acuerdo sobre cuyos detalles el secretario de Estado guarda silencio, según los medios, para que las partes se pongan de acuerdo en los aspectos todavía problemáticos.

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, se manifestó inusualmente moderado sobre el proceso de paz y según indicaron hoy medios israelíes, se mostró favorable a aceptar la propuesta de mediación de Kerry.

«Debemos entender que cada nueva oferta que recibamos de la comunidad internacional será mucho peor para nosotros», dijo el ministro. «No vamos a recibir una oferta mejor», agregó el presidente del partido ultraderechista Israel Beitenu (Nuestra Casa Israel).

Antes de su regreso, Kerry se reunió hoy por primera vez con el líder de la oposición israelí, Itzhak Herzog, quien declaró luego a la radio israelí que el primer ministro Benjamin Netanyahu «cuenta con el suficiente apoyo en el Parlamento para certificar un acuerdo de paz con los palestinos».

«La cuestión es si tiene agallas para tomar decisiones», añadió.

Según Maariv, Kerry exigió el regreso a Israel de un número limitado de refugiados palestinos y, a cambio, intentará que los palestinos reconozcan a Israel como Estado judío.

Durante la guerra de Medio Oriente de 1948 unos 700.000 palestinos huyeron o fueron expulsados. Con sus descendientes, la cifra de refugiados palestinos suma en la actualidad cinco millones de personas, según datos de la ONU.

Israel rechaza su regreso porque ello supondría poner en peligro la mayoría judía.