Juraron seis nuevos abogados en el colegio departamental Trenque Lauquen

La ceremonia se realizó el miércoles pasado en el Salón Auditorio y prestaron juramento Dalila Vanesa Rodríguez (Carlos Tejedor), Patricia Verónica Aragonés (Carlos Casares), Gastón Antonio La Menza (Pellegrini ), Fermín Volpe (Carhué), Javier Alejandro Pérez (América) y Mauricio Le Pors (Carlos Tejedor), quienes quedaron inscriptos en el Tomo VI, folios 114 a 119, del Libro de Matrículas. Para la jura de La Menza fue invitada a participar su madre, la Dra. María Fabiana Berterreix

Abogados - Jura
Abogados – Jura
En la primera jura de matriculados del año, el Presidente del Colegio de Abogados del Departamento Judicial Trenque Lauquen (CADJTL), Dr. Hugo David Palomeque, dio la bienvenida a seis nuevos profesionales y les pidió que, más allá de la formalidad del acto, valoren la importancia de la colegiación y participen activamente de la vida institucional, a través de los institutos, de las comisiones, de los foros y del área académica.

La ceremonia se realizó el miércoles pasado en el Salón Auditorio y prestaron juramento Dalila Vanesa Rodríguez (Carlos Tejedor), Patricia Verónica Aragonés (Carlos Casares), Gastón Antonio La Menza (Pellegrini ), Fermín Volpe (Carhué), Javier Alejandro Pérez (América) y Mauricio Le Pors (Carlos Tejedor), quienes quedaron inscriptos en el Tomo VI, folios 114 a 119, del Libro de Matrículas. Para la jura de La Menza fue invitada a participar su madre, la Dra. María Fabiana Berterreix.

El Dr. Palomeque estuvo acompañado por otros miembros del Consejo Directivo: los Dres. Felipe Osvaldo Arrastúa (Tesorero), María Alicia Arena (Protesorera), Leonardo José Tocha (Vocal titular), Jorge Ignacio Mariangeli y Juan Manuel Rojo (Vocales suplentes) y por la Directora de la Caja de Previsión Social para Abogados de la Provincia de Buenos Aires, Dra. María Graciela Ugarte. También asistieron familiares y amigos de los nuevos letrados.

Para referirse a la relevancia de la colegiación, el Presidente del CADJTL contó que días atrás, convocado por la Facultad Regional Trenque Lauquen de la Universidad Tecnológica Nacional, participó en el Centro Cívico y junto a representantes de instituciones que aglutinan a otras profesiones, de una charla en la que cada uno debía explicar para qué servía estar colegiado. “En realidad son pocas las profesiones que, como la nuestra (la abogacía), por ley están obligadas a colegiarse para ejercer la profesión, y los que no están obligados justamente son los que están luchando por la colegiación, porque entienden la importancia que tiene”, comenzó diciendo.

Abogados - Jura
Abogados – Jura

En el caso de los abogados, la colegiación cumple, entre muchas otras, tres funciones fundamentales: el control de la matrícula, que es la que brinda la posibilidad de ejercer la actividad; la defensa de los pobres que no tienen acceso a la justicia, a través de un profesional; y el control disciplinario de los colegas.

“Todo esto, si no estuviera en manos de los abogados, quedaría en manos del Estado y muchas veces el Estado no es lo más seguro para garantizarnos el ejercicio de la profesión y el ejercicio de nuestros derechos”, agregó.

El Dr. Palomeque remarcó que la finalidad de la colegiación es actuar gremialmente en favor de los matriculados, por ejemplo en el tema de las incumbencias y en el de las relaciones con el poder judicial: “Lo importante que es que todos ustedes se hagan carne de este principio de la colegiación y no vean al Colegio como un caparazón, una cáscara que por ahí les provee de bonos o de algún servicio; el Colegio es nada más y nada menos que la institución que integramos todos y que todos, sin ninguna duda, tenemos que defender, porque es la que nos defiende frente al resto de los poderes”.

Abogados - Jura
Abogados – Jura

El titular del CADJTL también habló sobre el cambio de paradigma que se dio en la abogacía: “Antes se pensaba que el abogado litigaba en defensa de los intereses individuales, que es la lectura más simple y sencilla; ustedes van a salir y van a querer tener clientes, para, lógicamente, defender los derechos de los mismos y, de esa forma, procurarse el sustento de vida.
2/3

Pero desde hace varios años juristas y dirigentes colegiales de nota reformularon este concepto, y han visto que el abogado (además de defender los intereses individuales de los justiciables) tiene que defender los derechos colectivos”.

Dentro de los derechos colectivos incluyó los conceptos republicanos de la división de poderes, el libre acceso a la justicia y el respeto por las libertades individuales. Y sostuvo que el sistema democrático y republicano que hay en el país es un derecho adquirido que se construye y fortalece en forma diaria, “y esta es función del abogado; nosotros debemos trabajar para eso, tenemos que defender el sistema”.

Después de detallar los diferentes espacios de participación que tiene el CADJTL –institutos, comisiones, foros, área académica- y de sugerirle a los matriculados que se sumen a cualquiera de ellos, el Dr. Palomeque sentenció: “El Colegios somos todos”.

También resaltó la labor que cumple la Biblioteca, la cantidad de volúmenes que tiene y la inversión que se realiza para su permanente actualización. “La biblioteca es de ustedes, la tienen que usar porque hoy por hoy el abogado que no lee es cada vez menos abogado; el que se detiene, no es que no avance, sino que retrocede, y el que retrocede muere en lo que es el ejercicio de la profesión”.

A modo de cierre, previo al acto de jura, el Dr. Palomeque leyó uno de los diez Mandamientos del Abogado escritos en 1949 por el maestro uruguayo procesalista Eduardo Couture, el que dice: “Ten fe en el derecho como el mejor instrumento para la convivencia humana, en la justicia como mejor destino formal del derecho, en la paz como sustitutivo bondadoso de la justicia, y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia, ni paz”.