29 Oct 2020

Julián Domínguez pidió que «se nos respete» a legisladores de Estados Unidos

Dio a conocer un duro comunicado a raíz de las expresiones vertidas en los Estados Unidos por los senadores Marcos Rubio y Bob Menéndez, durante el debate para designar a Noah Mamet como embajador en la República Argentina

Domínguez, Julián
Domínguez, Julián
El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, a través de la Dirección de Prensa dio a conocer un duro comunicado a raíz de las expresiones vertidas en los Estados Unidos por los senadores Marcos Rubio y Bob Menéndez, durante el debate para designar a Noah Mamet como embajador en la República Argentina.

El comunicado del chacabuquense, señala:

“El lamentable debate producido en el Senado de EEUU, a propósito de la propuesta del Sr. Noah Mamet para ocupar el cargo de Embajador en la República Argentina, impone dar respuesta a algunas de las afirmaciones del senador republicano Marcos Rubio, así como del senador demócrata Bob Menéndez.

1) Resulta impropia la comparación entre la Nación Argentina y la República de Corea del Norte, con regímenes políticos marcadamente diferenciados; las aseveraciones de estos senadores siguen la lógica de la dicotomía «amigo-enemigo» y eliminan toda postura autónoma de los Estados Nacionales.

2) Se torna impropia, cuando se conoce la particularidad de que el Congreso de los EEUU es quien menos número de ratificaciones ha efectuado, a los tratados de Derechos Humanos de Naciones Unidas y la OEA.
El Congreso de EEUU con mayoría Republicana se ha negado sistemáticamente a la ratificación de:

1- Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

2- Convención sobre los derechos del niño.

3- Pacto Internacional de Derechos económicos, sociales y culturales.

4- Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de derechos civiles y políticos destinados a abolir la pena de muerte.

5- Convención Internacional sobre la represión y el castigo del crimen del Apartheid.

6- Convención Internacional sobre protección de los derechos de trabajadores migratorios y sus familiares.

7- Convención Internacional sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas (de la cual nuestra Presidenta es una de las primeras mandatarias en firmarlo desde París)

Las expresiones de los senadores sobre la Argentina demuestran una ausencia de consideración y respeto por el Estado de Derecho de la Comunidad Nacional e Internacional; muestra de ello es que el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, que enjuicia crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad, fue firmado el 31 de diciembre del año 2000 por EEUU y sorprendentemente el 6 de mayo del año 2002, desde el Congreso de ese país declaraban que dejaban de sentirse parte, afirmando que podría enjuiciarse a ciudadanos estadounidenses por cargos frívolos.

En esta oportunidad fue pública y notoria la firme oposición del sector republicano.

La actitud contradictoria de estos legisladores tiene su máxima expresión en la Convención Americana sobre Derechos Humanos que entraría en vigor el 18 de julio de 1969, siendo depositario de la ratificación la OEA, con sede en Washingthon.

Todos los países miembros han reconocido la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Congreso de EEUU no lo ha ratificado.

El Presidente Obama ha prometido aprobar la Convención de los Derechos del Niño, la mayoría Republicana lo ha impedido.

El Presidente Obama dijo al inaugurar las Sesiones del Congreso: «Si el Congreso no toma medidas para proteger a las generaciones futuras, yo lo haré».

Pensemos qué diría en nuestro país la oposición, si en la apertura de sesiones nuestra Presidenta se expresará de esta manera.
Hace doscientos años dejamos de ser colonia. En nombre de los Derechos Humanos y de los Derechos Civiles que rigen la comunidad internacional, pedimos que se nos respete.”