Julián Domínguez entregó documentos inéditos sobre actividades antisemitas en la Argentina

El material irá al Museo del Holocausto de Estados Unidos

Domínguez, Julián . Entrega de archivos
Domínguez, Julián . Entrega de archivos
El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, recibió al director de proyectos de los programas internacionales del archivo del Museo del Holocausto de Washington, Anatol Steck, con quien firmó un convenio para el intercambio de información referida a actividades antisemitas en Argentina. “Es un nuevo paso en la búsqueda por la memoria, la verdad y la justicia”, afirmó Domínguez.

El titular de Diputados estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores de la Nación, Héctor Timerman; el embajador de Estados Unidos, Noah Mamet; y la embajadora del Estado de Israel, Dorit Shavit. Domínguez entregó una copia digitalizada en cinta de seguridad de la documentación que la Comisión Investigadora de Actividades Antiargentinas recopiló entre los años 1939 y 1941, material que estaba archivado en la Dirección de Archivo, Publicaciones y Museo de la HCDN.

La comisión investigó las actividades nazi-fascistas desarrolladas en Argentina. El archivo entregado por Domínguez también cuenta con una carta de fecha 24 de noviembre de 1959 dirigida al director de la División Archivo, Publicaciones y Museo con copia de la correspondencia entre los Bancos “Alemán Transatlántico” y “Germánico” y la Comisión.

“La difusión de este período, así como el de todo período traumático y vergonzoso de nuestra historia, es imprescindible para la toma de conciencia colectiva sobre la importancia de los Derechos Humanos”, destacó el presidente de la Cámara Baja, y añadió: “El holocausto, en el que murieron más de seis millones de judíos inocentes, es el hecho capital del siglo XX, marcado por los genocidios. Tenemos la responsabilidad de que el siglo XXI sea recordado como ‘el siglo de la paz’”.

Asimismo, Domínguez recordó que la iniciativa de Néstor Kirchner de transformar la ex sede de la ESMA en un Museo para la Memoria “marcó un paso decisivo en la reconstrucción de la memoria argentina”, y afirmó que “hoy estamos colaborando para seguir reconstruyendo la memoria de la comunidad judía y argentina”.

El total del material relevado está constituido por 42 cajas y 5 bultos, que contienen un total de 312 cuerpos. En su conjunto se contabilizaron 35.862 páginas que equivalen a 22.646 hojas foliadas. Para su clasificación y posterior fichaje se requirieron realizar 6.141 análisis documentales.