29 Oct 2020

Julián Domínguez en la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

“El avance de América Latina hacia una mayor autonomía nos lleva a redefinir el espacio Iberoamericano con reformas que respondan a la necesidad de una nueva arquitectura financiera internacional donde la centralidad esté puesta en las aspiraciones de su pueblo”, dijo entre otras cosas, en el discurso que pronunció

Domínguez PanamáEl presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, afirmó hoy que “los cambios producidos en los últimos años, entre los que se destaca el avance de América Latina hacia una mayor autonomía, a un proceso integrador regional propio, nos llevan a reflexionar sobre el sentido y la misión de las Cumbres Iberoamericanas y a redefinir el espacio Iberoamericano con reformas que respondan a la necesidad de una nueva arquitectura financiera internacional donde la centralidad esté puesta en las aspiraciones de su pueblo”, al disertar en la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en Panamá, adonde asistió en representación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Nuestras naciones han sido capaces de dar una respuesta humanista a la crisis internacional, poniendo al hombre como autor, centro y fin de la actividad económica”, destacó Domínguez, y sostuvo que “en la actualidad, la región está consolidando mecanismos de integración inclusivos, que postulan la unión de la totalidad de las naciones latinoamericanas y caribeñas, con el objetivo de conformar un espacio regional que proyecte una identidad propia y basada en principios y valores comunes: democracia, políticas públicas para la efectivización de los derechos humanos, inclusión y justicia social, defensa de los recursos y riquezas naturales para promover un desarrollo autónomo y sustentable, en el marco de un orden internacional más justo y equitativo”

En su discurso, Julián Domínguez también hizo hincapié en el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y espacios marítimos circundantes: “La cuestión Malvinas se transformó en una causa regional y global. En el mundo no habrá justicia ni paz hasta tanto los países que integran la ONU cumplan todas sus resoluciones”.

“El siglo XXI requiere de líderes que sean capaces de sostener la causa de sus pueblos y revalidarla comprometiéndose en la resolución de los conflictos mediante el diálogo entre las naciones”, remarcó Domínguez, y señaló que “los pueblos de latinoamérica han consolidado a la democracia como el mejor instrumento para desarrollarse y consolidar la paz en la región”.

Y agradeció a los mandatarios y jefes de delegación presentes por “el consenso y el apoyo a favor de nuestro tradicional Comunicado Especial sobre la “Cuestión de las Islas Malvinas”. Por haber reafirmado la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden las negociaciones tendientes a encontrar una pronta solución a la disputa”.

De la cumbre, cuyo anfitrión fue el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, participaron los máximos mandatarios de España, Mariano Rajoy; de República Dominicana, Danilo Medina; de Colombia, Juan Manuel Santos; de México, Enrique Peña Nieto; de Paraguay, Horacio Cartes; de El Salvador, Mauricio Funes; de Honduras, Porfirio Lobo; de Costa Rica, Laura Chinchilla; de España, Mariano Rajoy, junto al príncipe de Asturias, Felipe de Borbón; el primer ministro andorrano, Antoni Martí; el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva y el primer ministro de ese país, Pedro Passos.

Además, en representación de los Jefes de Estado ausentes, estuvieron el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo Machado; el canciller de Uruguay, Luis Almagro; el vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde; su par venezolana, Verónica Guerrero; la canciller peruana, Eda Rivas; el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alfredo Moreno; el ministro de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano; y el director del Sistema Interamericano de la Cancillería de Ecuador, Dennis Toscano.