Ignacio Aristi, titular de la empresa AIBAL, esperanzado en que los ocupantes del avión de su propiedad, estén vivos

Ignacio Aristi dijo que no descarta que el avión Mitsubishi matrícula LV MCV haya sufrido un accidente y pidió a las autoridades que sigan buscando a su hijo Matías, único pasajero, y a los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega

Aeronave

Continuó ayer con la utilización de drones equipados con sensores infrarrojos la búsqueda del avión perdido, mientras el dueño de la aeronave dijo que confía en que su hijo y los dos pilotos que iban a bordo estén vivos.

Ignacio Aristi dijo que no descarta que el avión Mitsubishi  matrícula LV MCV haya sufrido un accidente y pidió a las autoridades  que sigan buscando a su hijo Matías, único pasajero, y a los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega.

«Nosotros creemos que están vivos», sostuvo el dueño de la aeronave desaparecida el 24 de julio, y agregó: «No tenemos nada, ningún indicio».

«No nos vamos a resignar a nada, nosotros ni los que nos acompañan», afirmó el empresario agropecuario de Bragado en  declaraciones al canal TN.

Aristi afirmó que la familia no recibió pedidos de rescate ni amenazas, y dijo que en este momento se sostienen con «el apoyo de  la gente».

El hombre agradeció la solidaridad y apoyo de los vecinos de Bragado y de los amigos que colaboran con la búsqueda de la avioneta propiedad de la empresa agropecuaria Aibal S.A. «Creo que mi hijo tiene mucha fuerza y lo ponemos como ejemplo cuando nos quebramos», dijo el empresario con la voz entrecortada.

En tanto, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)  aseguró que prosigue por tierra, agua y aire la búsqueda de la  avioneta perdida, aunque sin resultado positivo.