29 Oct 2020

«Hugo Chávez era un tío muy afectivo», narró Miguel Azpiroz

El periodista trenquelauquenche que trabajó en la televisión nacional e internacional, dialogó con Las Radios de Trenque Lauquen, AM 1280 y FM 88.5, sobre su experiencia cuando conoció a Hugo Chávez, presidente venezolano fallecido. Interesante narración

OMiguel Azpiroz, uno de los máximos responsables de la programación de LU 91 TV Canal 12 de Trenque Lauquen, la «Televisión Pública Regional» y que pasara por distintos canales del país, como así también fuera responsable de los contenidos de CQC, en Chile y Argentina, narró para AM 1280 y FM 88.5, las experiencias vividas con el presidente fallecido de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

«El Chávez que yo conocí era un jóven con muchísimas energías y mayor velocidad que la se le conoció después. Estaba preparado para lograr un sueño que luego alcanzó. Lo conocí en Cuba y todavía no tenía la enorme repercusión política que alcanzó luego. Yo formaba parte de una delegación que cubríamos la inauguración de cinco escuelas en La Habana, con dinero venezolano», señaló Azpiróz, al referirse al contacto periodístico que mantuvo con el líder muerto este martes.

El periodista y camarógrafo de una dilatada carrera, pese a su juventud, y que resolvió volver a radicarse en Trenque Lauquen, apuntó en el transcurso del programa «La Vuelta al Mundo» que conduce Emmanuel Matheus, entre las 16 y 19 horas, que «lo conocí en el primer año de su gestión. El invertía en educación en Cuba y como contrapartida, Fidel le aportaba asistencia médica a Venezuela. Creo que actualmente en este último país, hay cerca de 25 mil médicos cubanos. De todas maneras, médicos de Cuba hay en todo el mundo. Yo he estado en el Sahara y me he encontrado con algunos de ellos, haciendo beneficiencia o trabajando con los desplazados de España».

En otro tramo del diálogo que se convirtió en una narración sumamente atractiva, Azpiroz apuntó que «yo no soy un analista político. Al tener recursos, Chávez logró mejorar ostensiblemente la situación de su país».

Consultado sobre la sensación que le produjo la muerte de Chávez, expuso que «no tomo conciencia de la realidad que he vivido. Minimizo constantemente ciertas cosas. Tomo conciencia cuando ocurren estos incidentes que me retrotraen a hechos muy significativos».

El periodista que a raíz de las amenazas recibidas en ocasión de la investigación de la joven Marita Verón, debió radicarse en Chile, se refirió al carácter del Chávez que conoció, dijo que «recuerdo que era un gran orador. Venía siguiendo los pasos, en ese momento, de Fidel. Cuando hablé con este último, me sonó a un Abuelo que me daba consejos. Con Chávez no sentí lo mismo. Era un tío muy afectivo. Enseguida nos tomó del cuello amistosamente. Estabamos acostumbrados a los presidentes de traje y distantes, y nos encotrábamos con una persona cariñosa. Yo pensé, en aquella oportunidad, que estaba continuando la causa del Ché, de Salvador Allende, de Perón, de Fidel, retomando como un anhelo la revolución latinoamericana. El discurso lo tenía desde el principio. Luego se volvió real cuando se encontraron con Lula y Kirchner. Había consistencia en su pensamiento. Lo ví como una persona con gran atracción».

Azpiroz, integrante de una reconocida familia de Trenque Lauquen, estudió periodismo en el Taller Escuela Agencia y a pesar de su joven edad, 42 años, ha tenido una destacada actividad en la televisión