16 Abr 2021

Habría «invasión» de ratas en algunos sectores urbanos de Trenque Lauquen

Consultados propietarios y empleados de ferreterías de esta comunidad del oeste de la provincia de Buenos Aires, se dijo que «ha habido un incremento sustancial en la venta de aquellos productos destinados a combatirlas e incluso se nos ha manifestado que se comunicó la situación a las autoridades comunales en virtud del peligro que ello encierra para los habitantes, no solo por la transmisión de enfermedades, sino también por el ataque que ellas pueden producir en niños de pocos meses de vida»

Rata (chistosa)
Rata (chistosa)
Según pudo saber la redacción de Infoecos, muchos vecinos de la ciudad de Trenque Lauquen han transmitido su preocupación por lo que consideran una invasión de ratas en algunos barrios.

Consultados propietarios y empleados de ferreterías de esta comunidad del oeste de la provincia de Buenos Aires, se dijo que «ha habido un incremento sustancial en la venta de aquellos productos destinados a combatirlas e incluso se nos ha manifestado que se comunicó la situación a las autoridades comunales en virtud del peligro que ello encierra para los habitantes, no solo por la transmisión de enfermedades, sino también por el ataque que ellas pueden producir en niños de pocos meses de vida».

La preocupación no sorprendió en la redacción de este sitio. Casi mismo en la planta urbana de la ciudad de Trenque Lauquen se observa que una firma cerealera muy conocida: Lartirigoyen, posee toneladas de cereales almacenadas en silos bolsas, como así también hay una planta de almacenaje de grandes dimensiones perteneciente a la firma Molinos Río de La Plata, a la vera del acceso Rodríguez Mera. Por otro lado, la planta urbana ha crecido considerablemente hacia la zona donde hay establecimientos agropecuarios. En ellos también es fácil verificar el acopio en los famosos «bolsones blancos».

No se sabe si existe un férreo control de las autoridades sanitarias municipales y/o provinciales sobre estos lugares, teniendo en cuenta que es archi conocido que los roedores se alimentan con los productos allí almacenados.

En la búsqueda de información sobre los problemas que ocasionan los roedores, en distintos sitios de Internet, escritos por especialistas se señala entre otras cosas:

Los problemas ocasionados por los roedores-plaga, son múltiples y se manifiestan por el incremento del riesgo epidemiológico. Los roedores-plaga. constituyen el grupo dominante de mamíferos que causan daños en un amplio universo de actividades, dado que son transmisores de más de 30 enfermedades que afectan al hombre y a los animales domésticos, como la peste bubónica, salmonelosis, brucelosis, leptospirosis, listeriosis, encefalitis y otras que llegan a través de sus mordeduras, orina, heces, así como por las pulgas que portan. Además, causan serios perjuicios a cultivos agrícolas especialmente caña de azúcar, maíz, arroz, cacao, palma aceitera, frutales. Consume a y contaminan productos alimenticios almacenados, donde sólo en América Latina y el Caribe, causan pérdidas en alimentos entre el 8% y el 10%, y en algunos cases locales superan el 70 %.

Daños de importancia sanitario

– La peste bubónica o muerte negra, enfermedad asociada a los roedores desde el siglo XIV y es endémica de Bolivia, Brasil, Ecuador y Perú; periódicamente ha ocurrido en Colombia y Venezuela.

– Encefalitis equina venezolana, afecta al hombre y a los caballos, es endémica de Sudamérica, América Central y México.

– Fiebre hemorrágica sudamericana, asociada a los roedores corno sus reservorios. Fiebre hemorrágica argentina (virus Junín), epidemia que se presenta en campesinos argentinos que cultivan trigo y maíz.

– La Leishmaniasis cutánea mucocutánea, frecuente en América Central, Colombia, Brasil, Perú, Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay y Paraguay.

– La Tripanosomiasis Americana, causa miocarditis y es un problema de salud pública de gran importancia en Brasil, Argentina, Chile y Venezuela.

De las 1750 especies de roedores en el mundo, son pocas las que actúan como plagas. Los roedores-plaga, son cosmopolitas con presencia marcada en les países tropicales y subtropicales de nuestra SubRegión Zoogeográfica-Neotropical, donde están representadas por 19 familias de las 35 existentes en todo el mundo.

Se sitúan generalmente en lugares protegidos como debajo de malezas, materiales de construcción, estanques de agua, canales de desagüe o en sus bordes inclinados, en los bordes de los cimientos de las edificaciones. Estos lugares le ofrecen condiciones de seguridad ante el ataque de sus enemigos naturales, también escogen lugares próximos a almacenes de alimentos, a unidades de crías de animales, comederos, por la cercanía a los alimentos y fuentes de agua.

Los roedores, por el ambiente en que viven, zanjas de drenaje, basureros y otros, tienen su cuerpo sucio, razón por la cual al desplazarse a lo largo de paredes, vigas u otros lugares dejan manchas oscuras, grasosas, denominadas rozaduras.

En la página fumitec.com.ar se señala lo siguiente:

La FAO, Organización Mundial para la Alimentación, ha estimado en 33 Millones de toneladas las pérdidas mundiales de alimentos provocados por roedores cada año. La intensa actividad agrícola de estos tiempos así como el «boom» de los Silos Bolsa en nuestro país exigen tomar medidas preventivas para evitar el daño físico a las bolsas (roturas) y la posible contaminación y deterioro del grano así como en los lugares de acopio, almacenamiento y puertos.

El hecho de que una rata adulta elimina anualmente 6 lts de orina, 16.000-30.000 heces y 300.000 pelos (aprox.). Pero también provocan serios y cuantiosos daños económicos a instalaciones edilicias, cañerías de agua, maderas, plásticos, materiales de empaque, instalaciones eléctricas (provocando cortocircuitos e incendios) en todo tipo de industrias, Molinos de alimentos para aves, silos de alimentos y granos, acopios, elevadores de granos, galpones, tambos, galpones avícolas y granjas productoras de cerdo, bolsas con semillas o harinas. El hábito permanente de roer para controlar el crecimiento indefinido de sus filosos dientes incisivos provoca gran parte de los daños físicos comentados.

Creemos que el mensaje se resume en muy pocas palabras: «No debe permitirse la presencia de roedores en áreas de actividad social humana, actividad productiva agrícola o industrial y en almacenajes de alimentos». Debe exigirse «Tolerancia cero», por la contaminación y los daños potenciales. Pensemos solamente que Argentina es un país que exporta gran volumen y variedad de productos agropecuarios a mercados exigentes en calidad y con auditorias estrictas sobre saneamiento ambiental.

Los daños provocados en los Silos Bolsa

Es conocido el alto grado de crecimiento del empleo de Silos Bolsa en nuestro país, para conservar el grano en el campo, con las ya conocidas importantes ventajas y beneficios para los productores. Hay un capital por un valor de entre 20.000 U$S a 30.000 U$S en granos en cada Silo Bolsa de 200 toneladas de capacidad. Este capital hay que protegerlo durante los meses que dura su conservación.

Podemos fácilmente deducir que los roedores encuentran una irresistible y abundante fuente de alimento en el interior de una gran bolsa de plástico de 60 m. de largo con 200 tn de grano. Los daños económicos de ratas y ratones por la actividad de sus afilados incisivos sobre la superficie del Silo Bolsa son perfectamente visibles e imaginables. Rompen la superficie tensa de la bolsa, se derrama el grano y se deteriora la calidad en su interior así como la contaminación del grano. Requiere entonces de un permanente monitoreo reparando los daños ocasionados, insumiendo tiempo y mano de obra.

Cuando estos silos bolsa están ubicados en áreas de acopios de granos o actividad avícola/porcina, basurales, mataderos, terraplenes, el riesgo es mucho mayor y la estrategia de control debe ser muy bien programada.
Ya comentamos la otra cara del problema en estos ambientes. Nos referimos al roedor como transmisor de enfermedades peligrosas para el operario que trabaja en el lugar como Hantavirus, Fiebre Hemorrágica, Leptospirosis, Salmonelosis, etc. que sin dudas son muy importantes considerando que está en juego la salud humana.

En el sitio web ratas.com.ar se expone en uno de los trabajos de investigación:

Daños por consumo de alimentos:

Se sabe que su consumo es bastante bajo en comparación a la gran cantidad de alimento que contaminan, es decir, por cada kilo de alimento que comen contaminan 10 ó 30 kilos, de manera que se ha calculado que con las cantidades de alimento consumido y contaminado por ellos en un año, se podría alimentar a 200 millones de personas, incluso algunos autores y especialistas afirman que si no existieran los roedores sinantrópicos, no existiría hambre en el planeta.