1 Mar 2021

Guadagni en Trenque Lauquen: «estamos incumpliendo con la ley de financiamiento educativo»

Miembro de la Academia Nacional de Educación, durante su permanencia en esta ciudad del oeste de la provincia de Buenos Aires, estuvo en Las Radios de Trenque Lauquen

 

Guadagni, Alieto en Las Radios de Trenque Lauquen
Guadagni, Alieto en Las Radios de Trenque Lauquen

El doctor Alieto Guadagni, miembro de la Academia Nacional de Educación, durante su permanencia en esta ciudad del oeste de la provincia de Buenos Aires, estuvo durante más de una hora en los estudios de Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5), donde fue entrevistado por Rolando Citarella que estaba acompañado por dos docentes y el doctor Chirolía, que colabora con él en el programa que se emite los sábados, entre las 10.00 y 13.00 horas.

«El retroceso argentino no es solo en matemática. También lo es en lengua y en ciencias, en general», expuso, para volver a señalar que hay datos «dramáticos. Voy a dar solo uno. Las pruebas Pisa se evalúa en las escuelas secundarias de 65 países. Argentina ocupa en ausentismo escolar, el lugar 65. Es el país del mundo, donde menos asisten a clase los alumnos. Nosotros tenemos 180 días que por cuatro, son 620 horas. Israel, tiene 1.200. Chile tiene 1.100. Un chico chileno que terminó el sexto grado primario, le sacó en horas de clase, dos años y medio de ventaja a un chico argentino. Entonces, a no sorprenderse, que en todas las evaluaciones de tercer grado y sexto grado en lengua, ciencia o matemáticas, los chicos chilenos estén primeros y los chicos argentinos estén octavo». Alieto Guadagni alertó que «no se trata de que nuestros chicos saben menos que los norteamericanos, japoneses. El chico sabe menos que los mexicanos, los brasileños, los colombianos. El atraso argentino en educación en los últimos años, es considerable».

El también Director del Centro de Estudios de la Educación Argentina, dependiente de la Universidad de Belgrano, se mostró partidario de «la jornada extendida de siete horas diarias» y subrayó que «en Chile la tienen, por lo que los chicos cuentan con muchas más horas de clase que en nuestro país». Alieto Guadagni señaló que en «Argentina se cometen dos errores graves. El primero es incumplir la ley. La ley, que es de la época de Kirchner, dice que hay que cumplir con 180 días de clase como mínimo, y que en caso de incumplimiento del calendario escolar se recuperarán los días perdidos». En este mismo sentido, el ex funcionario nacional apuntó a Baradel, titular del SUTEBA, al exponer que «tiene todo el derecho a hacer huelga, pero hay un derecho por encima de él, el derecho a los chicos de asistir a clase. Que haga todas las huelgas que quiera, pero después hay que reponer los días de clase». «El derecho a la educación de los pibes, es sagrado, por más que esté contemplado el derecho a huelga en nuestra propia Constitución. Por eso hay que reponer los días perdidos», enfatizó.

Guadagni señaló que «me gustaría que se dicten leyes para que no se cierren las escuelas. Cuando es el bicentenario de la batalla de Salta o la de Tucumán, se cierran las escuelas. Argentina tiene 40 mil escuelas. Uno de cada tres argentinos va a la escuela porque está el nivel inicial, el primario, el secundario, el terciario y la universidad. Son trece millones, sobre una población de 41 millones. No hay derecho a cerrar las escuelas, porque a los chicos hay que explicarles que fueron las batallas de Salta o de Tucumán. No se lo vamos a lograr explicar, cerrando las escuelas. La responsabilidad es de la legislatura, porque ha habido diputados y senadores que se expresaron de acuerdo en cerrarlas».

En este tramo del diálogo indicó que «otra ley que estamos incumpliendo es la del financiamiento educativo, que decía dos cosas. Una que hablaba del financiamiento educativo que no se cumplió del todo, pero que se cumplió, destinando un 6 por ciento del PBI a la educación. Monedas más, monedas menos, se cumplió. La segunda decía otra cosa, que hacia el año 2010, el 30 por ciento de los chicos tenía que estar en jornada extendida. En el conurbano bonaerense, núcleo duro de la pobreza y la marginalidad social, no está el 30 por ciento en la escuela, está el 2 por ciento. Me gustaría que en la provincia de Buenos Aires se hiciera un debate para ver como se logra la jornada extendida. Y, no vengan con la historia que es cara. Porque si es cara, me pueden explicar porque la tiene Chile que no es más rico que Argentina».