28 Nov 2020

Griesa convoca a una nueva audiencia

El juez neoyorquino también avaló el pedido de los propios bonistas europeos, Eurobondholders, que son los que aún no cobraron ningún tipo de bono, ni los de ley extranjera, ni los de ley argentina

El juez Thomas Griesa convocó a una nueva audiencia para el 22 de julio, en Nueva York, a pedido de las entidades financieras que tienen congelados los fondos depositados por Argentina para pagarle a los bonistas con títulos reestructurados.

El juez neoyorquino también avaló el pedido de los propios bonistas europeos, Eurobondholders, que son los que aún no cobraron ningún tipo de bono, ni los de ley extranjera, ni los de ley argentina.

Asimismo, avaló analizar una moción de «reconsideración parcial» de la medida de no pagar formulada por NML, el fondo buitre que pertenece a Paul Singer.

Desde que Argentina pagó el pasado 30 de junio «en tiempo y forma» los vencimientos por cerca de 1.000 millones de dólares, el juez Griesa ordenó retener en las cuentas del BONY en el Banco Central de la Argentina unos 539 millones de dólares, correspondientes a bonos con ley extranjera.

Apenas un par de días después, el magistrado convocó a una audiencia y le ordenó al BONY no pagarle a los bonistas y devolverle los fondos al país, si bien evitó embargarlos para beneficio de los fondos buitre, como se especulaba, debido al fallo de febrero de 2012, que fue enmendado en noviembre de 2012.

Desde esa fecha, sólo cobraron bonistas locales que tienen títulos bajo ley argentina, a través del banco Citibank, mientras que los tenedores de deuda con ley extranjera y bonistas europeos y japonenes que tienen títulos bajo ley argentina, permanecen sin cobrar.

En las últimas semanas el magistrado comenzó a recibir pedidos «de clarificación» de distinos intermediarios financieros, cuando éste se encontraba de vacaciones en su rancho de Montana, y cuando corre el tiempo de descuento que vence el próximo 30 de julio, cuando la mora del pago a los bonistas se convertirá en un incumplimiento.

También los Eurobondholders solicitaron al juez cobrar los fondos depositados por la Argentina, y la Caja de Valores Euroclear envió un escrito advirtiendo que su decisión va contra la legislación belga, al tomar como antecedente el caso de Nicaragua contra Paul Singer.

Finalmente, Griesa retornó esta semana de sus vacaciones, y se encontró con un cúmulo de cartas similares, sobre pedidos de clarificación para pagarle a bonistas europeos, estadounidenses y japoneses, presentados por los bancos JPMorgan, Bank of New York, la caja de valores Euroclear y Clearstern, entre otros.